Durango

Raúl Meraz Ramírez, difamador

El regidor priista dice que, “el periodista Juan Monrreal, tiene un pliego petitorio en el que sólo le falta pedir que le construyan una estatua en la plaza principal”

*Priistas pretenden minimizar el secuestro que sufrió el reportero

Juan Monrreal López

Noviembre 30 de 2009

Gómez Palacio, Durango.-Con la intención de disminuir la gravedad delincuencial del levantón que sufrió el periodista Juan Monrreal López, director de la revista Demócrata Norte de México y responsable de los programas de opinión del Canal 2 Torreón de televisión, el octavo regidor del ayuntamiento gómezpalatino, el priista Raúl Meraz Ramírez, ha desatado una campaña de difamación en contra del reportero, aduciendo que el informador enderezó un pliego de peticiones al presidente municipal como condición de retirar la denuncia en contra del alcalde Mario Calderón Cigarroa, el regidor priista Carlos Sonora Martínez, el alcaide del módulo de detenciones, un tipo que dijo apellidarse Ornelas, dos supuestos agentes policíacos, más los que resulten.

Raúl Meraz Ramírez, mantiene dos constantes en la vida pública; ha servido indistintamente a los grupos priistas que han saqueado la ciudad; en todos los puestos que ha ocupado en la administración, siempre ha roto la ley.

Para Meraz Ramírez, da lo mismo servir al grupo “Carlos Herrera”, que a Octaviano Rendón Arce y ahora a Mario Calderón Cigarroa, sin nunca cuestionar nada. Por ello, los propios priista lo tienen etiquetado como un “oportunista político”, un “regidor mercenario, al servicio de las peores causas que dañan la ciudad”, confiesa un regidor priista.

Recientemente, en la sesión de Cabildo, Raúl Meraz, defendió la postura de endeudar al ayuntamiento, con alrededor de 250 millones de pesos, luego de haber justificado un faltante de 472 millones de pesos del presupuesto de egresos municipal del año 2009.

Regidores priistas, confiaron a Demócrata Norte de México, que en la reunión interna de los ediles de ese partido, Meraz Ramírez, junto con su defendido, Carlos Sonora Martínez, se opusieron al endeudamiento de la ciudad, pero “ sólo como un ardid para chantajear con prebendas personales al presidente Mario Calderón”.

De hecho la octava regiduría que ocupa Raúl Meraz, se debe a que los estatutos del PRI contemplan que las planillas municipales incluyan a jóvenes, “esa es la única razón de que Meraz haya sido incluido en el cuerpo edilicio”.

El embustero Raúl Meraz

“A Juan Monrreal, sólo le falta pedir que le levantemos una estatua en la plaza principal, ¿qué se cree?”, le soltó el regidor priista al reportero del Canal 2 de Televisión Salvador López.

Luego siguió. “No sé si sepas, pero Juan presentó al alcalde Mario Calderón, todo un pliego petitorio para retirar la denuncia en contra del propio presidente. Quiere muchas cosas”, dijo en los pasillos de la presidencia, tratando de minimizar el acto delictivo del levantón que fue objeto el reportero el pasado 15 de septiembre, por dos supuestos agentes de la dirección de Seguridad Pública municipal (DSPM).

Los regidores priistas, así como los grupos de poder dominantes en la ciudad, se encuentran acostumbrados a “arreglarlo todo”, con dinero, con prebendas.

Con la denuncia de hechos presentada por el reportero, ante la Fiscalía Especial de Delitos en Contra de los Periodistas de la Procuraduría General de Justicia (PGR), la querella ha sido tomada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), por su quinta visitaduría general, en la persona de Sandra Martha Salinas Rosales, quien ha manifestado “llevar la investigación hasta aclarar el hecho”.

Por lo pronto, el regidor priista Raúl Meraz Ramírez, ha caído en difamación, puesto que no existe pliego petitorio alguno del periodista, salvo lo que indica la ley en las sentencias por privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro exprés en la que incurrieron los supuestos agentes policiacos y quien se los ordenó.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button