Durango

Rosas Aispuro, oportunista vil

“El Güero”, no es candidato de Hernández Deras, a la gubernatura, pero así lo sueña
*La Coalición Opositora de Durango y Rosas Aispuro, pareja de especuladores

Por: Juan Monrreal López

Enero 28 del 2010

http://www.democratanortedemexico.com
http://www.democratanortedemexico.blogspot.com

Gómez Palacio, Durango.- Considerado un “político oportunista y poquitero”, desde diciembre del 2003 en que traicionó al grupo “Carlos Herrera” para montarse al carro del ismaelismo, José Rosas Aispuro Torres, “El Guëro”, sigue esperando que la convocatoria del PRI, para elegir candidato a gobernador, apoye sus fantasías de que el proceso electoral sea de consulta abierta a las bases priistas, “algo que no sucederá, y Rosas Aispuro lo sabe”, declaró a Demócrata Norte de México, un miembro del Comité estatal del PRI.

Consultados varios diputados locales priistas, por Demócrata Norte de México, acerca de la vacilación de Rosas Aispuro, para abandonar al tricolor, dijeron que, “la actitud del ex alcalde de Durango, ex director de Pensiones, ex diputado federal plurinominal, es la misma que guardó durante el proceso electivo interno del PRI, en el año 2003, cuando Ismael Hernández, derrotó al cacique gómezpalatino, Carlos Herrera. En estos momentos, Aispuro, quiere negociar nuevas prebendas con el ultimátum de irse del PRI”.

Al traicionar a Carlos Herrera en la Convención priista del 14 de diciembre del 2003, cuando los 32 delegados aispuristas trocaron su poder por la dirección de Pensiones del estado, luego la diputación federal plurinominal que le fueron entregados a Aispuro Torres, se ganó la calificación de “poquitero”, pues fueron los 32 votos que “El Güero” controlaba, los que ungieron a Ismael Hernández, con la candidatura a gobernador”.

En aquellos días, miembros del grupo Carlos Herrera confesaron a Demócrata Norte de México, que Rosas Aispuro, habría recibido 2 millones de pesos de adelanto, como pago por sumar a sus delegados al controvertido ex alcalde de Gómez Palacio, dinero que no sirvió ante los ofrecimientos que le hicieron a José Rosas, el ex gobernador, Maximiliano Silerio Esparza, junto con el entonces pre aspirante, Hernández Deras.

Publicado por Demócrata Norte de México, Rosas Aispuro, nunca desmintió acerca de los fondos que recibió del clan Herrera Araluce, como tampoco los espacios políticos que mercadearon con Maximiliano Silerio, ni con el entonces pre candidato Ismael Hernández.

De hecho, una vez que Hernández Deras asumió la gubernatura, “El Güero” Rosas, fue a parar a la dirección de Pensiones.

Los vagabundeos de Aispuro para conseguir la gubernatura
José Rosas Aispuro, nunca ha sido bien visto por los isamelistas. Desde febrero del 2006, el ex coordinador de la campaña de Hernández Deras en la Comarca Lagunera de Durango, ex secretario de Desarrollo Social, ex diputado federal, pre aspirante a la alcaldía de la ciudad de Durango, – y en sus sueños disparatados, pre candidato a la gubernatura-, Enrique Benítez Ojeda; sostiene una álgida disputa, a veces pública, en ocasiones “bajo la mesa, con “El Güero”.

Desde el 1 febrero del 2006, Benítez Ojeda, hizo del dominio público su tirria. Orquestó por toda la entidad, una campaña de propaganda denostando al ex alcalde duranguense. Benítez no midió gastos,- que salieron de la tesorería duranguense, según dijeron funcionarios de esa dependencia a este medio-, para infamar al “Güero”.

Espectaculares en los puntos más transitados de Gómez Palacio; Durango, capital; periodistas alquilados en todo el estado, medios pagados por Amaury Alvarado, director de Comunicación Social de Ismael Hernández; difusión en corto de las supuestas actividades turbias de Rosas Aispuro, fueron los instrumento del llamado fuego amigo que le orquestaron a quien ahora, de manera oportunista, coquetea con la llamada Coalición Opositora de Durango, integrada por PAN, PT, PRD y Convergencia por la Democracia, para ser su abanderado.

Desde diciembre del 2007, José Rosas Aispuro, hizo pública la intención de gobernar Durango, con las siglas del PRI. Benítez Ojeda, junto con Pedro Ávila Nevárez, reiteraron lo que ya habían dicho ante los medios, “Rosas Aispuro, traiciona la gobernador”. Desde allí, los isamaelistas acendraron las críticas y los rumores contra “El Güero”.

Con todo, Rosas Aispuro, inició de manera pública, lo que ha sido una precampaña. Así, los llamados eufemísticamente “informes legislativos”, permitieron que José Rosas, construyera foros propios en cada una de las regiones de la entidad. Con esa pantalla, “El Güero”, recorrió el estado. Habló en Durango. Gómez Palacio. La Sierra. Las Quebradas. Pero los ataques ordenados por Ismael Hernández, a través de Benítez Ojeda y el delegado del CEN del PRI, el porro morelense, Jorge Meade Ocaranza, siguieron.

Mientras tanto, Aispuro, aglutinó ciertas fuerzas municipales que había amalgamado desde que fue presidente estatal del PRI.

Con esos pequeños núcleos, Rosas Aispuro, hizo aspavientos, queriendo presumir de una fuerza estatal. Con estas mesnadas, Aispuro, intentó que su tercer informe de labores legislativas, se convirtiera en el ariete que abriera la nominación a gobernador por medio de “consulta a las bases y a la sociedad duranguense”, según dijo el propio “Güero”, el mes de agosto del 2009.

Sin presencia de peso en los municipios, la apuesta de movilizar a miles, una vez que rindiera el Tercer Informe de labores legislativas, fracasó.

Primero fueron los informes que rindió en agosto del 2009. En Gómez Palacio, llegó disminuido, luego de que alardeara de tener amarrada una alianza con lo que llamó “los viejitos”, los ex gobernadores, Maximiliano Silerio Esparza, José Ramírez Gamero, pero también con su antiguo traicionado, Carlos Herrera Araluce.

Juana Leticia Herrera de Lozano, todavía diputada federal, dijo que siempre si “quería ser gobernadora”. “Sólo hay que esperar los tiempos que marque el partido, hay que ser disciplinada”, espetó ante las cámaras y micrófonos de los reporteros gómezpalatinos, muchos afines al grupo Carlos Herrera.

Desde allí, el pavoneo, el teatro político que Rosas Aispuro, había levantado con lengua, perdió los tinglados.

El evento que realizó en el Centro de Convenciones Posada del Río de Gómez Palacio, – por cierto el más concurrido de la gira del Tercer Informe de labores legislativas -, congregó alrededor de mil personas.

Fueron momentos de apoteosis para “El Güero”. Todo parecía fiesta. Todo era optimismo.

El jueves 13 de agosto, payasos, acarreados en autobuses escolares, gente alquilada en las colonias populares y en los ejidos, casi llenaron el Centro de Convenciones Posada del Río.

Acompañado en primera fila por el dirigente regional de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Hermilo de Jesús Peralta Gallardo; por el cínico y oportunista ex alcalde de esta ciudad, miembro del grupo Carlos Herrera, durante casi toda su vida, Octaviano Rendón Arce y su esposa; el diputado local, Ulises Adame de León y su cónyuge, – que gozaron por mucho tiempo de la compañía del “Güero” Rosas Aispuro, quien antes de iniciar el evento, cuchicheo siempre al oído de Ulises -; más los cerca de 1 mil personas , hicieron que “El Güero” se sintiera a gusto, según comentaron los organizadores a Demócrata Norte de México.

Ese día, “El Güero”, Rosas Aispuro, fantasioso, se imaginó gobernador durante la hora que duró el evento. Sintió que estaba rindiendo informe de gobierno. Incluso, exprofeso montó convenios económicos con medios de comunicación electrónicos e impresos de La Laguna, e inclusive de la ciudad de Durango, con el fin de que transmitieran sus cifras de pacotilla, sus gestiones fantasmas.

El aparato electrónico armado con las estaciones de radio al final del Centro de Convenciones Posada del Río, era idéntico. Los locutores se desgañitaban para ensalzar el vacuo discurso que José Rosas Aispuro Torres, arrojó en el estrado.

Los seguidores de Aispuro Torres, se jactaban de encontrarse en “los cuernos de la luna”.

“Con dinero y promesas”, hicieron venir desde la ciudad de Durango, a Miguel Ángel Vargas, propietario del vespertino Contextos, uno de los consentidos de Ismael Hernández, a “quien no tocan ni con una línea”, dicen periodistas duranguenses a Demócrata Norte de México.

Desde aquel día, Rosas Aispuro, no ha vuelto a montar otro evento de esa magnitud, en ninguna parte del estado esperando que la convocatoria priista sea publicada.

Ais puro oportunismo

El 10 de enero, cinco días antes de que la supuesta convocatoria del PRI para elegir gobernador se hiciera pública, Rosas Aispuro, se quejó ante los medios de comunicación de la ciudad de Durango, que en el tricolor no lo tratan como en los partidos de la llamada oposición.

“El Güero”, dijo que esperaba que el PRI no le cerrara las puertas, “no es que piense que me las van a cerrar, sino que me las han venido cerrando”, en reconocimiento tácito de que “se encuentra fuera de la jugada”, diseñada por Ismael Hernández, para nominar a su sucesor.

Con todas las evidencias de que su grupo no importó en la decisión que ya fue tomada, acerca de quién será el candidato del PRI a la gubernatura, rumbo a las elecciones del próximo 4 de julio, Rosas Aispuro, sigue a la espera de rebasar el estatus de “poquitero”, que los propios priistas le acuñaron.

En igual situación se encuentra la llamada Coalición Opositora de Durango, que pese a que ya transcurrieron más de 15 días de que invitó Rosas Aispuro, a dirigir la Coalición, siguen a la espera de que “El Güero, les haga el favor de decirles que sí acepta”, dice resignado a Demócrata Norte de México, uno de los fundadores de la alianza de partidos.

Más. Felipe Calderón, mantiene interés particular en el proceso electoral duranguense. Las derrotas de Acción Nacional, en las distintas elecciones locales lo mantienen nervioso con miras a la sucesión del 2012.

El 18 de enero, Calderón Hinojosa, recibió a José Rosas Aispuro, según confiaron a Demócrata Norte de México, algunos de los aspirantes panistas que se encuentran con la candidatura en la bolsa.

El encuentro entre Felipe Calderón y Aispuro Torres, habría tenido lugar a instancias de los cabildeos realizados por el duranguense, secretario de Turismo, Rodolfo Elizondo Torres, “EL Negro”. Pese a esto, José Rosas, “sigue esperando quien ofrece más, lo que refrenda su perfil de político poquitero. Lo malo es que en la coalición nos mantenemos esperando a un candidato que ni siquiera sabe si quiere permanecer en el PRI”, señalan miembros del frente opositor.

Ais puro cuento

La precampaña de Rosas Aispuro, hacia la gubernatura ha mantenido una sola demanda, elecciones abiertas para nominar al candidato. Con la decisión tomada, Hernández Deras, sigue esperando que “El Güero, se discipline”.

Los precandidatos, Ismael Hernández, los tiene definidos.

Jorge Herrera Caldera,- ligado al Yunque, a través de la organización confesional conocida como, Los Archicofrades de Durango -, Ricardo Rebollo Mendoza; ambos diputados federales, ex miembros del gabinete ismaelista, ex alcaldes de los dos municipios más poblados del estado, los dos con origen en la iniciativa privada.

En una segunda fila, se encuentra, el presidente de la Gran Comisión del Congreso del estado, Jorge Herrera Delgado. Un tipo al igual que Herrera Caldera, ligado al poder eclesiástico.

Hasta allí llegan los aspirantes.

Rosas Aispuro, no tiene cabida en la decisión de Hernández Deras.

Aún así, “El Güero” sigue esperando que los priistas lo tomen en cuenta.

En tanto, los dirigentes del Frente Opositor, sin plan estratégico, se mantienen a la expectativa de que las ambiciones de Rosas Aispuro, no sean cumplidas por el ismaelismo, para entregarle los votos, las estructuras del PAN, PT, PRD, Convergencia, en una especie de película de John Travolta, “Tal para cual”, anunciada en su estreno, como de comedia, romance, fantasía.

Rosas Aispuro, sólo puede ais pirar a seguir siendo vasallo de los gobernadores, o quizá, deduzca que en el PRI no tiene cabida para decidir finalmente acaudillar el mazacote que es el Frente Opositor de Durango.

Ya se verá.

Mostrar más

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button