Nuevo León

Reflexiones sobre el impacto de Hanna, en el Área Metropolitana de Monterrey…

RAÚL A. RUBIO CANO

Julio 27 de 2020

Antes de que se vuelva a ir la luz… ahí van unas líneas de lo que nos va mostrando la tormenta tropical Hanna. Entrevistando al Doctor en geociencias, Igor Ishi Rubio-Cisneros, sobre el impacto hidrometeorológico que estamos viviendo donde los arroyos y ríos del Área Metropolitana de Monterrey (AMM) rebasan ya más de 50 por ciento de sus capacidades; por ejemplo, el arroyo Topo Chico ya llegó al 100 por ciento de su capacidad, y hay en estos momentos (20:00 horas del domingo 26 de julio del presente) problemas de inundaciones en el municipio de San Nicolás de los Garza. Asegura el doctor Rubio-Cisneros: “Y apenas comienza la tormenta, y esta es la probadita de un Huracán Categoría 1. Lo bueno es que ya es sólo Depresión Tropical. Hay que preguntarle a la Sociedad de Urbanismo Región Monterrey (SURMAC) – ¿Cuánto se deprecia el Área Metropolitana de Monterrey, por el paso de cada meteoro (tormenta, sistema, depresión, huracán…)? De ese monto es un Seguro por desastres, riesgos y peligros naturales que no tenemos. Por ejemplo, el Dr. Rubio-Cisneros propuso el cálculo de un servicio para remediar el municipio de Guadalupe en marzo de 2019, en $ 300 millones de pesos, para invertirse en obra pública y áreas de compensación para captar, conducir, retener, e infiltrar los encharcamiento e inundaciones por el escurrimiento superficial del agua pluvial. Ese valor se acerca a inversión de $ 292 millones para la reconstrucción del municipio por los daños de la tormenta tropical Fernand (donde llovió 207 mm), el 4 de septiembre de 2019. Ese monto fue solicitado al FONDEN por la alcaldesa para atender ese impacto (periódico Milenio 9/9/2019). Lo anterior, representa el costo de la resiliencia en el caso de Guadalupe. Ahora con Hanna, una Depresión Tropical, informan los medios a estas horas que van aproximadamente 145 mm de precipitación, pero se estima que llegará a un tercio de lo que llueve en el AMM en promedio anualmente (casi unos 150 mm, o igual que 15 cm). Esas son las arcas que no sabemos gestionar del territorio en que vivimos antes de las catástrofes. Cada caso necesita del Atlas de Riesgo Estatal. Por lo tanto, es indispensable implementar obras públicas idóneas para mermar los impactos de riesgos geológicos como deslizamientos o deslaves, o crecidas de arroyos, cañadas y otros riesgos por fenómenos naturales. ¡Sin una interpretación clara de nuestra situación actual es insostenible avanzar a la metropolización de 18 municipios…! (periódico El Norte Local 10 /7/2020) ¡Órale! raurubio@gmail.com

Comparte!

0Shares
0 0 0
Mostrar más
Back to top button
Close