Nuevo León

Para ir comprendiendo eso de las “energías limpias” y las raterías de oligarcas y extranjeros…

Urge meter orden en todo ello, es lo que está haciendo AMLO

RAÚL A. RUBIO CANO

Mayo 20 de 2020

A como diera lugar en los 36 años de Neoliberalismo, poderosos intereses de la iniciativa privada y sus socios extranjeros, buscaron apropiarse del mercado de la energía en el país: A la fecha cuentan con el 50 por ciento del mismo y ello le generan al Estado Mexicano una pérdida de 45 mil millones de pesos al año (lucran decenas de empresas con subsidios de CFE. La jornada 19/5/2020). Ante ello, hemos realizado una indagatoria con diferentes fuentes conocedoras del sector eléctrico del país y, en particular en eso que llaman “energías limpias”; nos informan lo siguiente: Contrariamente a lo que se dice en la prensa, las energías renovables fotovoltaicas o eólicas no son baratas, porque de inversión requieren más de 1,000 dólares por kilowatt y generan solamente la cuarta parte de las horas del año, ya sea porque no hay viento, está nublado o es de noche. Pero los usuarios demandan electricidad las 24 horas de todos los días del año, y hay que instalar plantas de respaldo que consuman gas natural y estén disponibles todo el año; pero cuestan otros 1.000 dólares por Kilowatt. A las grandes empresas que instalan aerogeneradores y parques fotovoltaicos, les interesan áreas donde haya más viento y sol, y por tanto se ubican lejos de las grandes ciudades, y esta preferencia obliga a construir líneas de transmisión y subestaciones, que cuestan 370 dólares/KW. Es así como la generación renovable cuesta casi tres veces lo de una planta de ciclo combinado a base de gas natural; por supuesto estos costos tan excesivos serán cubiertos por todos los mexicanos, a través de las tarifas eléctricas y los Certificados de Energía Limpias (CEL´s). Porque las empresas privadas deberán recuperar los 30,000 millones de dólares, que invertirán mediante los permisos ya autorizados por la CRE. Abundemos con un ejemplo de costos directos de generación, hoy en día: Una planta moderna eólica tiene un costo de inversión de 1,300 dólares por kilowatt instalado, y opera en promedio 30% de las horas del año. Su costo medio por Kilowatt hora es de 3.51 centavos de dólar. (Con una tasa de descuento anual del 5%, a 25 años de vida). Una planta antigua de ciclo combinado de CFE ya amortizada su inversión, opera con una eficiencia de 45%, y a precio del gas actual de 1.7 dólares por MBTU, tiene un costo medio de 1.3 centavos de dólar por kilowatt-hora. La planta eólica actualmente representa tres veces el costo de una planta antigua de CFE. Recordemos que el gobierno de México se comprometió en el Acuerdo de París a generar en el año 2024 un 35 % de energía eléctrica limpia. Implicaría invertir 50 miles de millones de dólares en plantas eólicas y fotovoltaicas, habiéndose ya instalado una tercera parte de esos generadores por empresas privadas extranjeras. China, Estados Unidos e India, producen el 50% del CO2 mundial y México el 1.5%: De cumplir con toda esa generación Eólica y Fotovoltaica comprometida, nuestro país reduciría la emisión de CO2 mundial en únicamente 0.1 %. Las generaciones Eólica y Fotovoltaica presentan características de intermitencia por la aleatoriedad del viento y dependencia de la intensidad del sol, y en grandes concentraciones provocan disturbios que afectan la confiabilidad de los sistemas interconectados. Parte de la solución es proveer generación convencional de respaldo, pero significa mayores costos de inversión; también se requiere limitar la capacidad instalada en cada nodo o región, para no arriesgar la confiabilidad de los sistemas. La SENER está obligada legalmente a planear y controlar el Sistema Eléctrico Nacional para operar con máxima continuidad y confiabilidad del suministro, y determinará el límite de capacidad de generación intermitente a conectar de manera permanente en el SEN y operar eficazmente. Para no impactar con mayores tarifas eléctricas a los usuarios, el sector energético nacional está considerando otras opciones de menores riesgos y costo para lograr las mismas metas ecológicas: Proyectos de cogeneración CFE-PEMEX; sustitución en CFE de combustóleo por gas natural; generación fotovoltaica distribuida en los domicilios de los usuarios para carga nocturna de pilas de carros eléctricos pequeños; soluciones de transporte colectivo con sistema Metro, autobuses eléctricos y tranvías; el uso eficiente de la energía en las empresas productoras de bienes-servicios, y en las casas habitación, como oportunidad para reducir el consumo de electricidad. Recordemos por último que: China genera el 60% de electricidad con carbón y Estados Unidos 25%. Son las mayores economías del mundo y no se comprometieron a reducir su emisión de CO2. México sí, con 35% de renovables, pero ¿Peña Nieto sabía que somos un “país rico”? ¡Órale! raurubio@gmail.com

Comparte!

0Shares
0 0 0
Mostrar más
Back to top button
Close