Nuevo León

Viaducto sobre el Río Santa Catarina, contubernio entre el gobierno Bronco y empresarios extranjeros…

¡Barbarie urbana! de unos cuantos y en afectación de todos y de la Madre Naturaleza…

RAÚL A. RUBIO CANO

Febrero 5 de 2020

 La defensa del medio ambiente, del Capital Natural sobre el que en cierta forma nos venimos asentando y que nos circunda, es vital por los servicios ambientales que nos presta. Sólo identificando esos servicios, las realidades que los gestan, el uso de los mismos, podremos realmente conocer el valor económico de ese Capital Natural que nos sirve al año, e identificar a los pillos que se han apropiado de él, con muy diversas artimañas y complicidades de los tres niveles de gobierno y por muchos años, sin pagar por ello o sin devolver a la Madre Naturaleza el valor que se le ha arrancado; por eso, ya especialistas en el tema u organismos internacionales, han ido llegando a la conclusión de no existen realmente empresas productivas, porque sencillamente, de una u otra forma no pagan el agua, la tierra y otros elementos con los que producen sus  mercancías o prestan determinados servicios a una comunidad. El caso del viaducto elevado por cerca de siete kilómetros sobre el río Santa Catarina, en los municipios de San Pedro y Santa Catarina, es un ejemplo palpable de la barbarie Neoliberal de unos cuantos sinvergüenzas que se están apropiando de un trozo del Río Santa Catarina, un sitio que por sus humedales y los servicios ambientales que presta anualmente, equivaldría a miles de millones de dólares y de los cuales con el contubernio del gobierno Bronco y autoridades federales -a la malagueña- se apropian de esos terrenos para por 50 años hacer pingües negocio con ese “puente vial” en detrimento de la Madre Naturaleza, de vecinos y negocios de la zona que impactará. Dejemos que la columna “Protágoras” del periódico El Horizonte (30/1/2020) nos explique al detalle, el ejercicio bárbaro de unos cuantos, en contra de millones de seres humanos y ecosistemas. Así la columna Protágoras sacaba cuentas del botín que será esa obra vial de construirse: “Si cree que invertir $7,000 millones en un puente vial elevado en Monterrey es mal negocio para un privado, ¡piénselo dos veces! Porque eso es lo que hace la empresa española-canadiense Roadis, que financia el 100% del viaducto elevado que a lo largo de casi 8 kilómetros recorrerá, por encima del río Santa Catarina, desde el bulevar Antonio L. Rodríguez hasta la salida de Morones Prieto a la autopista a Saltillo…Y, ¿a poco cree que una empresa internacional va a aventar un trancazo de miles de millones de pesos para tirarlos a la basura? ¡Pos noooo!… Como ayer le dijimos, la ganancia para la empresa es que le va a traer un impresionante caudal de flujo vehicular a su caja registradora: o sea, a su caseta de la autopista, pues justamente Roadis es la empresa que tiene la concesión. Y ahí le van los números para que vea que SÍ es negocio… Hoy por la autopista circulan 2.5 millones de vehículos al año, pero el viaducto Santa Catarina le va a traer, ¡otro tanto!, ya que tiene un flujo esperado de 7,000 vehículos diarios, que multiplicados por 365 días significan oootros 2.5 millones de unidades, cuyo destino es justamente la autopista…Échele un gasto conservador promedio de $180 pesos por vehículo en la caseta (los tráileres pagan mucho más), y estamos hablando de que el susodicho viaducto le va a dar a ganar un monto extra de unos $500 millones de pesos al año, una lanota que nomás no tenían…En menos de 15 años el costo del viaducto elevado ya se pagó, y como el ‘deal’ contempla extender la concesión para Roadis hasta por 50 años en el peaje, pues todos los demás años son pura ganancia…  ¡Qué lindura! Y bueno, si Roadis gana tanto, ¿quién pierde? ¿A quién le quita ese amplio flujo vehicular?… Pues nada menos que a la antigua carretera libre, principalmente –porque ahora vas a llegar mucho más rápido a la de cuota–, y de paso le quita ese mercado a tooodo Santa Catarina, o al menos a los que tienen negocios sobre el bulevar Díaz Ordaz o la salida de carretera, que ahora dejarán de contar con ese flujo de clientes. O sea… Con el viaducto, unos extranjeros se van a estar llevando de NL de a $1,000 millones de pesos por año, de los cuales al menos la mitad hoy se quedaban en el estado, repartidos entre los comerciantes locales… ¿Ya se dio cuenta la SCT de que lejos de beneficiar “al pueblo” con esta obra, más bien ‘le quita al pueblo’ para ‘darle’ a una sola empresa, que ni es de aquí, sino es española-canadiense? ¿Qué pensará de ello el presidente López Obrador, quien en su visita al estado dijo que ‘primero está el pueblo’?… ¡Zaaaaaz!” Así las cosas, la indignación se expande y se pone en evidencia inversiones sin sentido social, rapaces, indignantes, extranjeras y con el cobijo de una clase política servil, entreguista, miserable en su deber ser para representar los intereses del Pueblo que supuestamente los eligió y de la Madre Naturaleza, que nos brinda vida a todos ¡Órale! raurubio@gmail.com

Comparte!

0Shares
0 0 0
Mostrar más
Back to top button
Close