Notas ImportantesNuevo León

Plan Hídrico 2030 contradictorio al camino andado por el Gobierno del Estado de Nuevo León…

RAÚL A. RUBIO CANO

Marzo 23 de 2018

 

La ignorancia y corrupción siguen rodeando la problemática del abasto de agua a la metropolitana ciudad de Monterrey. El Gobierno del Estado, ayer en el Día Mundial del Agua, informó que el proyecto presa Libertad, en los límites de los municipio de Montemorelos y Linares, va para adelante, se tiene el permiso de CONAGUA y ahora la Secretaría de Hacienda le otorga “un registro de cartera”, esperando arrancar obra física a finales de año y terminarla en 30 meses; una obra donde el Gobierno Federal aportará el 49 % de los recursos económicos para su construcción y el  resto, serán aportaciones estatales y privadas, con un monto total de 4 mil 400 millones de pesos. La presa Libertad, es parte del conjunto de 15 obras que plantea desarrollar el Plan Hídrico 2030 (plan elaborado en la óptica y gusto del Consejo Nuevo León, conformado por los principales grupos empresariales locales) e impuesto al gobierno Bronco para garantizar –según ellos- el abasto acuífero de la entidad en los próximos 20 años y, en sustitución -aunque nunca se ha formalizado legalmente, del polémico proyecto Monterrey VI, que pretendía traer agua del Río Pánuco-, un proyecto que está “dormido“ para realizarlo en determinado momento, según el director de Agua y Drenaje de Monterrey, Gerardo Garza (periódico El Norte, 22/3/2018). Hablamos de ignorancia y corrupción en el actual gobierno del Estado, porque la presa El Cuchillo en el gobierno de Sócrates Rizzo, fue diseñada para enviar 10 metros cúbicos por segundo, al área metropolitana de Monterrey, y actualmente sólo envía la mitad y con una menor inversión que la estimada de 9 mil 533 millones de pesos para poner en operaciones hasta el año 2023 a la presa Libertad (según el periódico El Universal, 11/1/2018) y ofrecernos 1.5 metros cúbicos por segundo, pues resulta, que “con otra llave” en El Cuchillo y tubería respectiva, tendríamos no 1.5, sino 5 metros cúbicos más por segundo del vital líquido. Así, con ello, se pone en evidencia la “ignorancia” del actual Gobierno del Estado de todo lo que se ha hecho por el mismo Gobierno de Nuevo León para que no nos falte agua y, “corrupción”, porque por lo visto, hay que hacer obras para que ciertas personas o compañías en diversos ordenes, salgan beneficiados; total, el pueblo paga todas sus chifladuras e ignorancias de los planes empresariales y muy cuestionadas acciones de funcionarios estatales y federales. Por todo ello, un grupo de ciudadanos demandamos ayer, al Congreso del Estado, Punto de Acuerdo para que se aclaren los turbios manejos de Monterrey VI y sus implicaciones en las finanzas del Estado, ante esa visión de “ignorancia y corrupción” que aflora en el contradictorio Plan Hídrico 2030 y el camino andado por el mismo gobierno estatal de Nuevo León, en materia de abasto acuífero al área metropolitana e igualmente, reconocer como Benemérito de Nuevo León, al hidrólogo, doctor Jaime Leal Díaz, por sus aportes al buen abasto hídrico en la entidad ¡Órale! raurubio@gmail.com

Comparte!

0Shares
0 0
Mostrar más
Back to top button