DurangoInicioNotas Importantes

Juana Leticia Herrera Ale, gasta 2 millones de pesos mensuales en medios de comunicación

Medios y reporteros laguneros sus “sicarios” para colgar públicamente a políticos, empresarios y periodistas

Juan Monrreal López

Junio 28 de 2017

http://www.democratanortedemexico.com

http://www.democratanortedemexico.blogspot.com

 

Gómez Palacio, Durango. – Con el bufido perpetuo de no contar con dinero municipal suficiente, la alcaldesa, Juana Leticia Herrera Ale, gasta 2 millones de pesos mensuales en pagar medios de comunicación, libelistas, corresponsales, locutores, pasquineros, publicistas, con el propósito de sostener entre los seguidores que le quedan un culto a su personalidad,- y la figura de su padre y hermanos que siempre menciona, por delante y sin venir al caso-, que contrarreste la poca o casi nula obra pública, generación de empleos, incompetencia de los funcionarios municipales, desvío de recursos públicos, pero además para generar propaganda de pánico que le permita emerger como la salvadora en un contexto de destrucción; en esta tónica, también atacar con escarnios en prensa, radio, televisión, a los que ella considera “sus enemigos” por el simple hecho de no comulgar con su grupo e interés político, sean éstos políticos, ciudadanos, periodistas, empleando dinero público, un patrimonio de todos del que dispone para premiar a un grupo de sicarios de la información con cantidades discrecionales, pese a las múltiples necesidades municipales por resolver.

De acuerdo al presupuesto de egresos municipales 2017, los Servicios de Comunicación Social y publicidad, tienen asignados 24 millones de pesos; una cifra superior en dos veces a los salarios de los regidores, cuatro veces más en toda la seguridad social que paga el ayuntamiento, dos veces arriba que el fondo de ahorro de los trabajadores.

Además, tres veces por encima de lo empleado en materiales y artículos de construcción y reparación; una y media vez, por arriba de los servicios de instalación reparación, mantenimiento y conservación; más dinero que el destinado a los gastos operativos de la Expoferia, una cantidad 10 veces superior que lo empleado en despensas y material gratuito entregado a los ciudadanos en extrema pobreza. También, 2 veces mayor a lo donado al Teletón; el doble del dinero que se emplea en rehabilitación del alcantarillado, dos veces lo presupuestado a colectores y sub colectores.

Asimismo, 12 veces superior que lo destinado a infraestructura básica educativa, 24 veces hacia arriba al capital destinado a Infraestructura productiva rural, 20 veces encima que el dinero destinado a Proyectos productivos y acciones de Fomento.

Igualmente, 4 veces más alto que las inversiones financieras municipales; 2 veces más que la amortización del Crédito Banobras Número 8158, 1.5 veces superior que la Amortización del crédito Banobras No. 12248.

Del mismo modo, el doble que los intereses de la deuda pública, 2 veces los intereses de la deuda interna con instituciones de crédito; una cifra similar a la gastada en todos los lubricantes y combustibles empleados por los vehículos municipales, primas vacacionales, dominical y gratificación de fin de año; cantidad similar a la transferencia al resto del sector público; a las ayudas sociales a las personas, etcétera.

Convertido en uno de los gastos más elevados de la administración municipal, según consta en el Presupuesto de Egresos de este año, los 24 millones de pesos destinados a los Servicios de Comunicación Social y publicidad, constituyen una auténtica sangría para las finanzas municipales si se toma en cuenta la eterna rabieta de la presidenta quien en todo momento declara no tener los suficientes fondos económicos.

El asunto es que los 24 millones de pesos, o los 2 millones de pesos mensuales destinados a propaganda y Comunicación Social, se reparte a los medios de manera discrecional, sin contrato de servicios de por medio, lo que equivale a desvíos de recursos entre los reporteros y medios que cobran en la nómina de Comunicación Social, autorizados por la presidenta, Juana Leticia Herrera y  autoriza “El Licenciado”, Fernando Alatorre Escobedo, que de esta forma alimenta la sumisión de medios y reporteros, cuyo único compromiso se reduce a reproducir los boletines oficiales y lanzarse sobre los “enemigos” que define la presidenta Juana Leticia.

 

La lista de los medios y reporteros que cobran de los 24 millones de pesos

 

Desde el 3 de diciembre del 2016, Demócrata Norte de México, solicitó por Transparencia, la lista de medios y reporteros que cobran por servicios a la presidencia municipal. También, copia de los contratos firmados entre ambas partes.

Sin embargo, guardada como uno de los grandes secretos ilegales de la administración, siete meses después, dicha relación todavía no se entrega completa a este medio.

En cambio, violando la Ley de transparencia del estado de Durango, Juana Leticia Herrera Ale, -por cierto, en una farsa del IDAIP reconocida este 27 de junio como funcionaria transparente -, como sujeto obligado ha hecho caso omiso de la obligación de dar a conocer la relación completa citada, por lo que se desconoce a donde va a parar el dinero de esa partida presupuestal.

Las vicisitudes para recibir información relacionada a los pagos que se realizan a los medios de comunicación, han sido muchas.

Al principio, “El Licenciado” Fernando Alatorre Escobedo, negó en enero que existiera convenio alguno con reporteros, medios de comunicación, empresas de internet, radio, televisión; después que Demócrata Norte de México, interpuso varios recursos de revisión.

Luego, el 28 de febrero, la Presidencia entregó una lista parcial de los medios y reporteros que cobran en Comunicación Social.

En la entrega de información, nunca se mostró documento alguno parecido a un contrato, donde se especifique los compromisos que adquieren los comunicadores, los medios y por supuesto la administración municipal; unos como prestadores de servicios y la presidencia como adquiriente de esos trabajos.

Al no existir documentos de prestación de servicios, las cantidades se fijan de acuerdo a criterios del jefe de Comunicación Social, Fernando Alatorre Escobedo, una indiscutible violación al ejercicio presupuestal, lo que sólo ratifica las líneas de desvío de recursos que existe bajo la administración de Leticia Herrera, y subraya la manera de cómo maniobran el dinero público, orientado a comprar lealtades en los medios, y también para alquilar mercenarios de pasquín.

clic para ampliar imagen

Oficio donde se notifica la entrega de la lista de medios y reporteros que cobran discrecionalmente en la presidencia

 

Dinero público manipulado discrecionalmente para comprar lealtades y sumisión de medios y reporteros

 

En la relación entregada a Demócrata Norte de México, hay de todo. Libelistas, locutores, medios que se elaboran con fotocopias, revistas y periódicos que no existen, pero todos mantienen una característica, las loas a la presidenta Leticia Herrera, más la impresión de los boletines oficiales que consignan la clarividencia de la actual administración, mientras la ciudad se cae a pedazos, literalmente.

Como los llamados testigos, -ejemplares de muestra que se entregan como evidencia de que la lealtad hacia la alcaldesa está a toda prueba-, son tan secretos como los directorios completos de quienes cobran por quedarse callados y defender lo indefendible, es imposible por el momento, mostrar el gran número de medios inexistentes como tales, pero eso sí; mes tras mes, reciben su cheque, efectivo o depósito, según sea el caso, donde el tesorero Oscar García Villarreal le entra con fe y singular alegría.

El asunto es que, en la relación, cobran locutores que no tienen medio de información, más allá de la voz que emiten en la radio.

Los anunciadores que no son dueños de estaciones radiofónicas, son trabajadores, por lo mismo, no pueden facturar.

En todo caso cobran los concesionarios de la estación radiofónica, pero no los animadores del micrófono.

Así cobró Sergio Peimbert Carrera, – incluso transmitiendo en una frecuencia permisionada, que la ley prohíbe allegarse recursos cobrando publicidad y ahora desde Radio Fórmula -, y que, de acuerdo a la relación entregada a Demócrata Norte de México, le depositan 17 mil 400 pesos, mensualmente.

En esta misma situación se encuentra el presidente de la asociación de periodistas, Voces Irritilas A.C. el locutor, Joel Cobos Guiraldo, quien, sin medio alguno, recibe 10 mil pesos.

Otro anunciador que cobra es Abdón Garza Vanegas, hijo de Tere Vanegas, ex asistente y servicial defensora de Leticia Herrera Ale.

Garza Vanegas, cobra mes tras mes, 23 mil 200 pesos.

Que decir, de la familia Solís, todo un clan dedicado al emporio de la comunicación municipal.

Karina Guadalupe Aguayo Ramírez,17 mil 980 pesos; Isaías Solís Maldonado, 37 mil 120 pesos; Cielo Guadalupe Solís, 24 mil 360 pesos; Guillermo Solís Maldonado, 11 mil 600 pesos, y aunque faltan hermanos, como Alberto Solís, más primos, que pasan por la oficina de Comunicación de la presidencia, estos libelistas se llevan al menos 91 mil 60 pesos mensuales, sólo por reproducir los boletines de la presidencia municipal, y rentarse como sicarios de la información.

En el mismo caso se encuentra Juan Minor Segovia, del Vespertino, – por cierto, a decir Fernando Alatorre Escobedo, “su compadre”-, un periódico de escaso tiraje que sólo circula en presidencias municipales y algunas dependencias y cobra 34 mil 800 pesos cada 30 días, más ayudas, según confesó Alatorre Escobedo a este reportero.

Jaime Torres Serrato, cobra a nombre de la revista Integridad, 30 mil pesos mensuales.

Miguel Ayax Gonzáles Hubbard, es quien más cobra mes por mes, 52 mil 200 pesos, y es editor de Cuarto Poder, según consta en la información oficial en poder de Demócrata Norte de México.

 

La lista oficial-trunca- de medios y reporteros al servicio de la presidenta de Gómez Palacio

 

Los medios y reporteros que cobran mes tras mes son los siguientes:

[table id=1 /]

 

 

Aunque en esta lista oficial conseguida en la tesorería municipal reúne a 34 reporteros al servicio propagandístico de la alcaldesa, Leticia Herrera, existen al menos otro par de relaciones de medios y reporteros que cobran mes tras mes.

En una de estos registros se encuentran Héctor Becerra Novoa, -InfoLaguna-, con un monto de 20 mil pesos.

También, Gustavo Oteo Oropeza, -Palabra Vecinal-, 15 mil pesos.

Asimismo, Jesús Chuy Gómez, de El Gómezpalatino, $15,000.00.

Hay otras nóminas más cerradas donde se concentran; Televisión Azteca, Televisa Laguna, Multimedios Estrellas de Oro, Tele Cable, Mega Cable, Grupo Radio Estéreo Mayrán, Radio Fórmula, Noticias del Sol de La Laguna, el Siglo de Torreón, entre otros.

De estos montos, no se conoce nada…aún.

De hecho, la suma total de esta relación conocida son 589 mil 438 pesos, es decir 7 millones 73 mil 256 pesos, una cuenta anual a la que le faltan 14 millones 926 mil 744 pesos, para totalizar los 22 millones de pesos asentado en el presupuesto de Egresos 2017.

La pregunta es ¿Cómo y quién maneja esa cantidad? ¿A dónde se destina? ¿Es dinero pagado a los llamados “medios grandes” que se encuentra en la relación ultra secreta que no entrega Leticia Herrera?

Sea como fuere, el manejo de los 22 millones de pesos de Comunicación Social y publicidad, es ilegal de acuerdo al presupuesto de Egresos y leyes de la Administración Pública.

 

clic para ampliar imagen

Una de las relaciones de medios y periodistas que cobran ilegalmente en la presidencia municipal

 

 

Leticia Herrera y Fernando Alatorre Escobedo, la ilegalidad del pago a los medios en Gómez Palacio

 

Los funcionarios, creen que el dinero y patrimonio públicos, son de su propiedad. Por ello, al llegar a las responsabilidades administrativas o de representación política, convierten a éstas en enclaves de negocios y construcción de relaciones de mafia, además de usar los recursos oficiales de modo faccioso.

Tal síndrome sucede con Juana Leticia Herrera Ale y en este caso con el “Licenciado” Fernando Alatorre Escobedo, director de Comunicación Social de la presidencia, quienes condicionan a medios y reporteros la entrega mensual de dinero y prebendas con el propósito levantar un culto a la personalidad de la presidente y su familia, para tratar de ocultar la ciudad real que existe en Gómez Palacio; un ayuntamiento en quiebre sin agua en miles de casas habitación, sin drenaje, con calles quebradas por la falta de pavimento, sin generación de empleos, con autorización de empresas de giros peligrosos sin estudios de impacto, sin apoyos a las comunidades campesinas, con funcionarios públicos que se apropiaron de la construcción de la escasa obra pública, con cercanos a ella convertidos en proveedores, con el saqueo de los bienes patrimoniales de municipio para entregarlos a sus fieles y socios a precios de ganga, con un autoritarismo que le permite declarar enemigos suyos y de la ciudad a quien se le antoje, con un desprecio por los partidos políticos ¡Chingue su madre el PAN! Al gobernador José Rosas Aispuro Torres, ¡El gobernador, está enfermito!¡Es un traidor!¡Traicionó a mi padre que le dio 5 millones de pesos!¡ Creo que se quedó con las mismas costumbres de la administración anterior! Ha gritado en eventos públicos; también prohíbe el libre tránsito a   ciudadanos ¡y cuidado te pares en Gómez Palacio! Acaba de amenazar a la vista de todos a campesinos en la Villa de Gregorio García, -lugar donde retuvo en bodegas ilegalmente a hombres del campo que pedían ser atendidos-, con el cinismo total de declarar inocentes a ex funcionarios como el ex alcalde José Miguel Campillo Carrete, cuando antes aseguró que tenía pruebas de que se habían saqueado bienes municipales; en fin, la noche negra sobre el ayuntamiento cubierta con los espejitos reflejantes construida con los medios y reporteros a su servicio, hoy convertidos en sicarios del periodismo a favor del poder de Juana Leticia Herrera Ale.

Que los medios y reporteros cobren en el gobierno, no es delito, ni falta alguna, siempre y cuando existan contratos de servicios donde se especifique el tipo de relación entre instituciones y medios informativos o periodistas, pero en Gómez Palacio, esto no sucede, de tal manera que el dinero público se opera discrecionalmente convirtiéndose en una flagrante falta a diversas leyes de la administración pública que tipificarían este hecho como desvío de recursos.

Para Juana Leticia Herrera Ale, que delira que será gobernadora, – y no lo va a lograr-, levantar cortinas de humo con los medios, amenazar a todo aquel que no comulga con su manera de ver el mundo, más colgar públicamente en los medios aquellos que disienten, son ladrillos para levantar pilares de un gobierno municipal fascista, aunque ella no sepa en qué consiste eso, cómo muchísimas cosas más, que el dinero y el poder no dan.

Ojo, la impunidad no es eterna.

jmonrreall@yahoo.com

Twitter@jmonrreall

Mostrar más
Back to top button