Notas ImportantesNuevo León

Sale Esthela Gutiérrez de la Secretaría de Educación del Estado de Nuevo León y el Bronco se empina más y más…

esthela-gutierrez-garza

RAÚL A. RUBIO CANO

Diciembre 17 de 2016

 

La salida de la doctora Esthela Gutíérrez Garza del puesto de secretaria de Educación del Estado de Nuevo León, el día de ayer, no es más que el colofón de una serie de desaciertos que ha llevado ya al gobierno Bronco a una realidad de marcada decadencia e inestabilidad y que ello, se verá más agravado cuando al arrancar el año, la crisis económica y política del país se recrudezcan; la llegada de Trump al poder y, para abril o para mayo, el Bronco parta a la campaña para la Presidencia de la República. Tal vez el mejor funcionario (a) del gobierno Bronco era la doctora Gutiérrez, a diferencia de todos los demás funcionarios, ya que en un año afrontó un movimiento magisterial contra la Reforma Educativa de Peña Nieto de dimensiones mucho muy serias y logró mermar y apaciguar en cierta forma, las aguas de la insurgencia magisterial mediante la fuerza del diálogo y acuerdos afines a un mejor desarrollo educativo en la entidad. La saliente secretaria de Educación, pudo llevar las metas educativas en Nuevo León que imparte el Estado Mexicano del lugar Noveno a Tercer lugar. En ese sentido, es inexplicable que habiendo logrado la Bandera Blanca que asigna la Secretaría de Educación federal, como referente a la posición de Nuevo León en materia de calidad y funcionalidad del sector educativo, ahora deje su puesto y la pasen al área de Tecnología Educativa; en fin, esa situación sólo permitirá que cuestionados funcionarios del gobierno Bronco ya empiezan a frotarse las manos para ver por dónde “los ratones se van a comer el mega queso” que es el presupuesto estatal en el rubro educativo y por otro lado, el vuelo que llevaba la doctora Gutiérrez, pues se traduzca en un impacto negativo en la calidad educativa y volvamos a ser el Noveno lugar o más atrás a nivel nacional. Dos cosas eran obvias en Esthela Gutiérrez Garza, su entrega total a su puesto y, el ser un dique para que el dinero de esa secretaría fuera a educación solamente. Hoy, lo que viene no asegura que las cosas vayan a ser iguales y más, en el “año de Hidalgo” que ya empieza a vivir el Bronco ante su inevitable partida para revolver más el agua en los próximos comicios del 2018 y, la prioridad de evitar que Andrés Manuel López Obrador llegue a la Presidencia de la República. Por eso, corren rumores ya de que tanto Rodrigo Medina, como Margarita Arellanes y demás funcionarios que están implicados en severos fraudes, en realidad no se les va a hacer nada porque ya forman parte del “pool de padrinos” del Bronco a la Presidencia de la República ¡He! ¿Qué tal? Agréguele el perdón de 200 casos graves por la Procu del Estado o el caso de Monterrey VI que, a Medina, Rangel y demás pillos, tampoco se les va a hacer nada y por eso, andaba “perdido” el expediente de PGR de tal caso, el cual ante tantas presiones de doña Sociedad Civil, ayer apareció ¡Órale! raurubio@gmail.com

Comparte!

0Shares
0 0
Mostrar más
Back to top button