Coahuila

En La Laguna operativos de guerra elitistas

Ejército mexicano sigue hurgando en casas de barrios populares sin órdenes judiciales

*Zonas residenciales de Torreón, Gómez Palacio y Lerdo, Durango; siguen intocadas

Juan Monrreal López
Agosto 17 de 2009
http://www.democratanortedemexico.com/
http://www.democratanortedemexico.blogspot.com/

Torreón, Coahuila.- Sin resultado alguno en detección de drogas, armas o aprehensiones de algún capo de la delincuencia organizada, el Ejército mexicano persiste en catear casas en las colonias populares sin orden judicial alguna, generando temor e incertidumbre entre la población de La Laguna.

Este fin de semana, la milicia patrulló y cateó sectores proletarios del sur oriente de esta ciudad, sin resultados, pese a que los vecinos de los barrios populares Salvador Allende, La Aviación, se vieron forzados a permitir que los soldados batieran sus pertenencias sin orden expedida por algún juez.

En el último mes, el Ejército realiza estas prácticas de guerra sin resultado alguno. Cero armas. Cero detenidos. Cero drogas.

Mientras esto pasa, las Comisiones de de Derechos Humanos de Coahuila y Durango, guardan silencio. Los Colegios y Barras de abogados, también. Las autoridades policíacas y gubernamentales, hacen mutis, pese a lo elitista de la medida de voltear las pertenencias ciudadanas de las colonias pobres. Estas acciones se encuentran totalmente fuera de la Ley, pese a que los militares y jefes policíacos alegan que los vecinos autorizan los cateos.

Peor. El elitismo se hace cada vez más patente. Las colonias pudientes de La Laguna, son intocables con estos operativos.

Cabe recordar que los capos detenidos en la Comarca Lagunera han sido apresados en colonias residenciales. El último mafioso de mediana importancia en el mundo delincuencial que fue capturado, se le detuvo en la Colonia El Campestre de Gómez Palacio, Durango; su nombre; Arturo Hernández González, “El Chaky”.

Por lo pronto, los nulos resultados en las búsquedas de armas, explosivos, drogas y capos de la delincuencia organizada, muestran la inutilidad de seguir violentando la Ley por parte del Ejército mexicano, al arrasar calle por calle, casa por casa, sin ajustarse al marco legal.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button