Últimas Noticias

TELEVISA acusa a Proceso.

Desde las cloacas del periodismo, TELEVISA abre campaña contra el semanario Proceso

*La acometida se da en el contexto en que la publicación señala a presuntas relaciones de Juan Camilo Mouriño con narcotraficantes

Juan Monrreal López
Diciembre 2 del 2010

https://www.democratanortedemexico.com
http://www.democratanortedemexico.blogspot.com

Torreón, Coahuila.- La noche del 1 de diciembre, Joaquín López Dóriga, conductor de “El Noticiero”, programa estelar de Televisa, donde se leen noticias, el locutor abrió su informativo con su tono grandilocuente, “Acusan al semanario Proceso de recibir dinero del narcotráfico para acallar información”, al tiempo que en la pantalla aparecía la cabeza de la publicación para que inmediatamente surgiera la figura de Sergio Villarreal Barragán, inundando la pantalla con un cintillo bajo su estampa, “ DENUNCIA DE UN CAPO (Sic).

Después, con gesto adusto, durante medio minuto, López Dóriga, “El Teacher (¿?)” se dirigió a las cámaras para desvelar,- según él-, las relaciones de la revista y el reportero Ricardo Ravelo, como beneficiarios del dinero del narco.

Detrás, con voz en off, el reportero Mario Torres, a lo largo de 5 minutos y medio y con apoyo en las declaraciones de Sergio Villarreal “El Grande”, se dedicó a “documentar”, como se habrían amarrado 50 mil dólares para el reportero, con el fin de no mencionar a “El Grande” en la publicación.

Hoy por la mañana, en una nota de apenas 510 palabras, la agencia informativa APRO, destacó que, “Proceso rechaza estas afirmaciones y denuncia que se trata de una agresión en su contra orquestada por el gobierno de Felipe Calderón en contubernio con Televisa”.

Más adelante, la misma agencia señala que, “La embestida en contra de Proceso se da en este contexto de notas periodísticas que tocan directamente al presidente de la República y al que fuera su principal colaborador, Juan Camilo Mouriño, jefe de la Oficina de la Presidencia y secretario de Gobernación”.

Remata, “No es la primera vez que Televisa orquesta campañas contra empresas, personajes políticos e inclusive otros medios de comunicación que afectan sus intereses. Tampoco es la primera vez que Televisa se presta como instrumento del gobierno federal para golpear a medios de información críticos”.

Poco más adelante, en el mismo noticiario, Felipe Calderón Hinojosa, concedió una entrevista exclusiva al “Teacher (¿?)” para analizar los cuatro años de su gobierno.

Después en el programa de análisis (?) Tercer Grado, los participantes de éste, dirían que Proceso ha perdido la mayoría de sus lectores, a pesar de que le dedicaron 34 minutos de la transmisión.

Ciro Gómez Leyva, Carlos Marín, Denisse Maerker, Adela Micha y Leopoldo Gómez, se dieron baños de pureza enalteciendo su rigurosidad “profesional”.

Habrá que recordar que, más de 100 mil manifestantes han repudiado a estos locutores, por su proclividad a tergiversar hechos y cerrar espacios a voces distintas en las zonas radioeléctricos de televisión y radio.

Coincidentemente, con señalar las presuntas relaciones de Juan Camilo Mouriño, con narcotraficantes; otro personaje de la política y compadre de Felipe Calderón, el senador coahuilense y aspirante a la gubernatura, Guillermo Anaya Llamas, ha aparecido citado,- como lo ha sido en distintos números de la edición-, junto al “El Grande”, lo que molesta de sobremanera al compadre del presidente, quien incluso mantiene demandada a la publicación por “daños y perjuicios”.

Como apunta la agencia APRO, “Esta semana, en su edición número 1778, Proceso publica un reportaje sobre el uso de los testigos protegidos a conveniencia del gobierno federal. En el epígrafe de ese reportaje, se apunta: “Mientras algunos testigos protegidos estelares de la PGR que han hecho delaciones relevantes son ejecutados, otros ven cómo matan a sus parientes tras acusar a altos funcionarios que tienen nexos con el narcotráfico. El programa correspondiente, junto con la Operación Limpieza, se dirige al fracaso por tres razones: la mayoría de los declarantes mienten, cuando dicen la verdad no les brindan la debida protección y, por último, las mismas autoridades desestiman delaciones que afectan a ciertos personajes del gobierno que reciben trato de intocables”.

APRO termina, “Y es justamente este uso “a conveniencia” del testimonio de “El Grande” el que ahora utiliza el gobierno federal, a través de Televisa, para agredir a Proceso”.

La guerra calderónica y TELEVISA, contra PROCESO, apenas inicia.

Agarremos nuestro lugar.

jmonrreall@yahoo.com

¡Danos like y síguenos! Redes sociales
Scroll To Top
shared on wplocker.com