Últimas Noticias

Candidato del Sol azteca a senaduría por Durango

 

Pancho León García; prepotencia como promoción. Según dirigentes perredistas, es imposición del priísta Carlos Herrera Araluce

 

Juan Monrreal López

https://www.democratanortedemexico.com

http://www.democratanortedemexico.blogspot.com

Junio 10 de 2006

10 de junio de 1971, no se olvida

Gómez Palacio, Durango.- El viernes 28 de abril aproximadamente a las 20:30 horas, un inusual convoy de vehículos obstruía con lujo de prepotencia la Avenida Hidalgo de esta ciudad.
A vuelta de rueda, una hilera de costosos automotores alardeaba el poder que detentan, pues además, eran escoltados por la policía municipal.

Dos camionetas Hummer, una Chevrolet del tipo Escalade y un automóvil Chrysler néon, color vino, bloqueaban el tráfico de la rúa, bajo la complacencia de una patrulla de la Dirección de seguridad pública de la ciudad.
Pancho León García, priísta de toda la vida, -candidato perredista a senador de último momento-, apoltronado en la punta de la Hummer amarilla, que anuncia con frases cursis que está con Andrés Manuel López Obrador, – después se corroboró con sus desplantes pueriles en el mitin de AMLO-, miraba de reojo a los transeúntes que circulaban por esta calle.
Atrás de él, otra Hummer negra, resguardada por la camioneta tipo escalade cerraban la fila.
Por su parte, el coche Chrysler neón, taponaba deliberadamente el carril izquierdo para que nadie se acercara al presuntuoso candidato a senador.
León García, es empresario del mármol. Él mismo se ha promovido como gente del ex alcalde Carlos Herrera Araluce, quien de hecho fue el que recomendó su candidatura al partido del llamado Sol azteca, pues es compadre de Ernesto Herrera Ale.
Obvio, todo esto después de que Herrera ya había tomado la decisión de que su hija la ex alcaldesa Juana Leticia Herrera Ale, aceptara la candidatura a la diputación federal por el Distrito 02 de Durango, bajo la bandera del PRI.
Antes de que la heredera de Herrera Araluce, hiciera pública la decisión, la dirigencia estatal y municipal del PRD, ofreció a Carlos Herrera la posición a senador de la República por el estado de Durango.
Herrera Araluce no la aceptó. En cambio enchufó ampliamente a Pancho León, quien presume el compadrazgo de Ernesto Herrera.
La candidatura de León García, levantó acres críticas de militantes perredistas, pero fueron acalladas por la dirección de ese partido.
Para contener las inconformidades, se hizo como siempre cuando las diferencias son dirimidas en el PRD; fueron usados argumentos denostativos contra la disidencia. El mayor argumento en positivo fue el supuesto acercamiento de posibles votos para López Obrador.
Pero Pancho León no era conocido por la gente, mucho menos trepado en automotores equivalentes a la arrogancia.
De hecho, el sello de la campaña es un dispendio. Sin embargo, se sabe que aun debe los camiones que empleó para el acarreo de personas al abrir campaña, a decir de las quejas de los dueños de los vehículos que prestaron este servicio.
Miembros del PRD municipal, hablan que León García, sólo es punta de lanza para golpear las candidaturas priístas de Adrián Valles y Ricardo Pacheco, enemigos políticos de Herrera Araluce desde la contienda interna del PRI el año 2004, misma que fue ganada por el indolente Ismael Alfredo Hernández Deras.
También confesaron que “León López, espera que con la candidatura se le abran las puertas en alguna dependencia ahora que gane Andrés Manuel, pues es un empresario quebrado”. “Por lo pronto, las oficinas donde se encuentra ubicada la casa de campaña de Pancho León, son propiedad de Carlos Herrera” afirman.
Gente ligada al grupo Herrera Araluce, aseveran que efectivamente León García, “tiene problemas económicos muy fuertes en sus empresas”. “Desconocemos quien lo patrocine, porque el señor, no”, dicen.
El asunto es que Pancho León, quiere posicionarse para conseguir algo del poder público. Seguramente la candidatura a la alcaldía gómezpalatina el próximo año.

Pancho León, te AMLO

Sin ocurrencias, menos con creatividad, la campaña de Pancho León, camina apostándole a la inercia que pueda generar la ola lópezobradorista. También a las despensas, a los paquetes de materiales, a las casas amigas, por sólo citar algunos trucos tradicionales.
Con frases de campaña cursis, “Pancho León, te AMLO”, es difícil atraer votos suficientes para ganar; más cuando se va como segunda fórmula en este estado priísta. “Por eso no nos explicamos que dilapide tanto dinero, no tiene ninguna posibilidad”, señalan priístas, no preocupados, sino sorprendidos por lo que ellos llaman “tiradero de recursos”.
Perredistas fundacionales confiesan que,”la verdad nos relegaron porque nuestro compromiso es verdadero, Pancho León es advenedizo en la política pero también desconfiamos por las carretadas de dinero que está soltando a Jaime Meraz, -antiguo dirigente perredista que abandonó ese partido para fundar el Partido Duranguense por órdenes de Ángel Sergio Guerrero Mier-, quien entra y sale del PRD cuando lo desea. Además Domingo Mascorro,- dirigente del Frente Obrero campesino y Popular (FOCEP)-, se encuentra operando con manos libres”.
León García es compañero de fórmula de José Ramón Henríquez Herrera, quien dimitió de la Secretaria de salud del actual gabinete de Ismael Hernández Deras.

Las tendencias electorales

Históricamente, la tendencia de las votaciones en el estado no favorece a las coaliciones formadas con base en la alianza del PRD, Partido del Trabajo (PT).
El mayor número de sufragios que esta liga alcanzó fue en el año 2000. Entonces consiguieron 62 mil 867 votos, mismos que representaron el 12.54 porciento del total emitido.
Incluso el año 2004, en la reciente elección para gobernador, la coalición acumuló 51 mil 828 papeletas de 470 mil 173 ciudadanos que acudieron a elegir. Apenas el 11 porciento del total.
Y esto con todo el efecto López Obrador, no les alcanzará para alzarse con las senadurías.
El propio Jaime Meraz, declaró optimistamente que la campaña de Pancho León, meterá el 2 de julio, 60 mil sufragios a las urnas, aun así, no son suficientes.
A diferencia de Acción Nacional, quienes en las elecciones del año 2000, alzaron el 96 por ciento sus adeptos por la vía del efecto Fox. Brincaron de 97 mil 498 votantes, hasta 191 mil 825 pareceres.
La Alianza por el bien de todos, no cuenta con el historial electoral ni la estructura partidista que avale la posibilidad de un crecimiento así.
Por antípoda al PRD, el PAN ha mantenido una presencia de electores que posibilitó el aumento el año 2000.
En 1994, había obtenido 127 mil 781 votos. En el 2000, casi191 mil 825. Ahora para la elección de gobernador en el año 2004, acumuló 155 mil 666 sufragios.
En esta perspectiva La Alianza por el Bien de Todos, tendría que incrementar las votaciones hasta el 210 porciento, para estar a la par del PAN y el PRI, además de presuponer que estos sufragios fueran arrancados de esos partidos.
Realmente la misión es imposible.
Por lo pronto, contrario a la vida de auteridad que anuncia López Obrador, Pancho León García, continúa alardeando en los actos de campaña con los vehículos Hummer, el panchomóvil y cuando menos con tres fortachones guardaespaldas, que no se distinguen precisamente por las buenas maneras.
Lástima por la imagen que se quiere proyectar del los candidatos del PRD. Aunque se argumente el remix del voto útil.
Pancho león, no será senador. Eso lo veremos el 2 de julio a las 11 de la noche.
¡Danos like y síguenos! Redes sociales
Scroll To Top
shared on wplocker.com