Últimas Noticias

El pueblo de Nuevo León, lucha contra los zares urbanos y sus políticos, busca mejores condiciones de vida y respeto a la naturaleza…

RAÚL A. RUBIO CANO

Noviembre 16 de 2017

 

Un movimiento social metropolitano muy fuerte en defensa del territorio y en la búsqueda de mejores condiciones de vida para todos, ha comenzado. Un movimiento espontáneo –soterrado y mareado hasta cierta forma por los tentáculos de los partidos y de los corruptos líderes tradicionales- pero, que no deja de ser un hecho su potencial de indignación que va en ascenso, manifestándose en las luchas contra los serios problemas de seguridad de barrios y colonias, en la contaminación del aire que todos respiramos, en la vialidad pésima para la transportación de seres humanos todos los días, en fin, la urbe brama, puja, en una presión inédita porque ya no son sólo los humildes de siempre los que protestan, sino ahora se ha enfurecido también una disminuida clase media y una clase alta, que ante el sueño de vivir en colonias residenciales, hoy sus terrenos y casas valen un cacahuate ante el fraude de haberse establecido en zonas de alto riesgo o de plano, por su colindancia a construcciones de sumo peligro si se derrumbaran. La rapacidad de unos cuantos zares del desarrollo urbano no ha tenido control alguno y buscan que ante la aprobada Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano a nivel federal, en el Congreso del Estado, que sus hilos y redes puedan sacar un proyecto de ley en estos días, afín a sus interese de enriquecimiento, que se permita el seguir manteniendo su reinado y el desastre en que han llevado a la metrópoli; porque su objetivo es valorizar su capital, sin tener piedad alguna de seres humanos y Naturaleza y esa voracidad de los zares urbanos, ha sido el detónate que ha incendiado la pradera metropolitana y sus montañas. Por eso, han surgido movimientos ciudadanos que independientemente de las leyes que vengan , federales o estatales, las luchas ya arrancaron y sus movimientos van subiendo de volumen y organización, de conciencia a través de una incisiva documentación de la historia de sus comunidades, de los planes de desarrollo, de los personajes que han estudiado y luchado por mejorar sus entornos urbanos y ello, hasta ha llegado a las diversas universidades y esos movimientos son motivo de estudio, de reflexión, de debate y, hasta participación. Una agenda del buen vivir, en la amplia ciudadanía metropolitana se extiende por doquier, porque desde los hormigueros habitacionales de Zuazua a la Independencia, pasando por los Fomerreyes e Infonavits, hasta los asentamientos en la Sierra Madre, la Loma Larga, Cañón del Huajuco o las llanuras de Apodaca y Escobedo, la gente ya se hartó y se prepara para el gran combate por la vida y el respeto a la Naturaleza y donde los alcaldes metropolitanos, sus Cabildos y el gobierno del Estado, son el aparato para someter y degradar el hábitat de más de cuatro millones de habitantes…”La guerra ha comenzado, la paz de los zares del desarrollo urbano y sus burócratas, ha terminado” dice vecino de las alturas de la Sierra Madre ¡Órale! raurubio@gmail.com

Compártelo si te gusta!
Scroll To Top
shared on wplocker.com