Nuevo León

Rescatan los restos de uno de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa…

Siguen avanzando las indagatorias de la 4T …

RAÚL A. RUBIO CANO

Julio 10 de 2020

El gobierno de la 4T todos los días avanza y muy en serio… Ante ello, la prensa Fifí y sus patrones, ya no haya que mentira contar para desprestigiar al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Muchas cosas buenas se van concatenando con el nuevo gobierno, cual, si hubiera un plan premeditado para ello, porque tenemos un Pueblo que ante décadas de explotación Neoliberal le ha quedado muy claro, quiénes son sus enemigos y hoy, que cuenta con un gobierno del Pueblo, para el Pueblo y con el Pueblo, los mexicanos vamos sobre esos enemigos putrefactos, cultivados y adobados principalmente en la corrupción e impunidad más escandalosa del régimen Neoliberal. Los enemigos del Pueblo, hoy trastabillan constantemente y con ello, son más evidentes sus maldades, sus atrocidades en hombres y Naturaleza. No hay base social en Fifilandia, más que aquella de esa clase media y alta que aceleradamente van perdiendo sus privilegios, porque la corrupción e impunidad que les permitían sus “éxitos de vida” se van terminando, con la conformación del nuevo régimen político de la 4T y ante ese fracaso tremebundo, viene su indignación, sus insultos y hasta sus amenazas de muerte al Presidente López Obrador, su gobierno y colaboradores. Un éxito más del gobierno de la 4T, es el avance en la indagatoria sobre la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero. La barbarie del Narco y del mal gobierno, municipal de Iguala, estatal de Guerrero y federal de Peña Nieto, llevó a tal masacre de los normalistas, destruyendo vidas hermosas con mucho futuro; pudo más la maldita barbarie de unos cuantos para eliminarlos; hoy, las cosas son diferentes y lo que parecía imposible encontrar está apareciendo. Ayer informó la Fiscalía General de la República (FGR), que, a casi 6 años de su desaparición, fueron encontrados los restos de Christian Rodríguez Telumbre, uno de los 43 normalistas. Anoche recibimos informes desde Guerrero que indican lo siguiente: “… la FGR confirmó la identificación de Christian Rodríguez Telumbre, uno de los 43 normalistas de Ayotzinapa… Alto, moreno y de ojos negros; así era Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, uno de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, cuyos restos fueron identificados por las autoridades luego de más de cinco años de su ausencia. Christian tenía 19 años cuando desapareció la noche del 26 de septiembre de 2014, junto con 42 compañeros de la normal de Ayotzinapa, en Iguala, Guerrero. Los sueños de estudiar para tener un mejor futuro y ayudar a su familia quedaron en el limbo. El joven estudiante, que forma parte de la trágica lista de los 43 estudiantes desaparecidos la Escuela Normal Rural ‘Raúl Isidro Burgos’, es el único hijo varón de Clemente Rodríguez y Luz María Telumbre. Creció en el barrio de Santiago, en Tixtla, Guerrero, junto con sus tres hermanas. Aunque en la Normal de Ayotzinapa encontró un peldaño para ese futuro, lo que más le apasionaba desde que era un niño es la danza folclórica, misma que practicaba desde que era pequeño, según el relato de Patricia Sotelo para la campaña ‘Marchando con letras’. El talento para la danza que tenía el estudiante desaparecido de Ayotzinapa lo dejó en el salón de la Casa de Cultura de Tixtla, donde ensayaba y en donde desde hace casi 6 años sólo queda el eco del golpe del tacón de los botines blancos que lucía y hacía resonar Christian sobre el piso de madera. ‘Soncho’ o ‘Sonchito’, como lo recuerdan sus amigos de la preparatoria 29 de donde se graduó con un promedio de 8.74, pertenecía al grupo de danza folclórica Xochiquetzal. El alumno serio y cumplido, como lo recuerdan sus maestros, llegaba a los ensayos comiendo un elote y con su mochila beige de asa larga cruzada al pecho. Ahí cargaba sus botines de baile. Christian o ‘Hugo’, como lo conocían en la escuela normal rural de Ayotzinapa por su gusto de las playeras de la marca Hugo Boss, ingresó a la escuela ‘Raúl Isidro Burgos’ porque muchas opciones no tenían. La escuela de Ayotzinapa fue la opción que tenía al alcance; sin embargo, él deseaba ser veterinario o maestro de educación especial, pero eso implicaba gastos que su familia no podía costear. Era una realidad cruda. Los botines blancos que Christian hacía bailar y sonar quedarán en el salón donde practicaba la danza regional y que su maestro guardó para cuando él regresara e hiciera sonar la tarima, esa que conquistó con el talento de un joven cuya historia quedó en pausa desde la noche de Iguala el 26 de septiembre de 2014. Descanse en Paz el Normalista Christian Alfonso; abrazo solidario para sus padres y compañeros ¡¡¡Justicia!!!”. Así las cosas, ese régimen político del Neoliberalismo lo mismo le daba por matar estudiantes, que eran verdaderas joyas humanas o, envenenar al pueblo mexicano con alimentos chatarra, y muchas cosas más, que, mediante la corrupción e impunidad, convirtieron al país en una “fábrica de pobres” y vendieron sus montes, valles y costas al mejor postor de voraces capitales extranjeros y de una decadente oligarquía. Hoy, eso está terminado, la 4T avanza ¡Órale! raurubio@gmail.com

Comparte!

0Shares
0 0 0
Mostrar más
Back to top button
Close