Durango

Marina Vitela y Omar Castañeda, golpean a MORENA-Durango y la 4T; son alcaldesa y Síndico en Gómez Palacio

Fueron candidatos externos en MORENA, provenientes del PRI-PES y PRD, respectivamente

*Sus Padrinos; el nuevo presidente provisional de MORENA, Alfonso Ramírez Cuéllar, René Bejarano, “El Señor de las Ligas” y Socorro Seceñas

Juan Monrreal López

http://www.democratanortedemexico.blogspot.com

Gómez Palacio, Durango. – Apadrinados por el nuevo presidente provisional del CEN MORENA, Alfonso Ramírez Cuéllar y los cabecillas del Movimiento Nacional de la Esperanza, René Juvenal Bejarano Martínez, así como la ex diputada federal, Socorro Seceñas; la presidente municipal y el Síndico del ayuntamiento, Omar Rodríguez Castañeda, asumieron su papel de porros de MORENA-Durango, y para el efecto, usaron dinero público para explotar las carencias materiales de los ciudadanos,- y como en los tiempos del PRI-, los acarrearon como escenografía de quita y pon, con el propósito de atacar a los disidentes ciudadanos o miembros del partido MORENA-Durango, tal como aconteció el pasado 29 de febrero en la capital del estado, durante la visita de Ramírez Cuéllar, quien en su gira nacional de santificación partidista como nuevo cacique de MORENA, para invocar unidad, las hordas acarreadas desde Gómez Palacio, en al menos 10 camiones, mostraron que todo quieren, menos la unidad del partido que llevó a la presidencia a López Obrador.

Deyectados por las natas dirigentes de los partidos del PRI, -Marina Vitela-, y del PRD, – Omar Castañeda González-, los ahora compadres de pila y funcionarios públicos, aprovecharon la ola lópezobradorista, junto con el candor de los encargados de MORENA-Durango, -cuando emitieron la convocatoria abierta para candidatos a presidencias municipales-, para hacerse con las candidaturas de presidente y síndico, con todo y no pertenecer al Movimiento de Regeneración Nacional.

Así, con la ola morenista, más el respaldo de AMLO y Alfonso Ramírez Cuéllar, Alma Marina Vitela Rodríguez, consiguió la presidencia municipal, con todo y los negros antecedentes que tiene en su actuar en la vida pública, sindical y privada.

Tan quemada está Marina Vitela con la ciudadanía, que se convirtió en la presidente con menos votos conseguidos en todo lo que va del Siglo XXI, apenas 24 mil 628 sufragios, según las cifras oficiales del IEPC Durango.

Convertidos en cascajo político, de ese que a los dirigentes de MORENA les encanta depositar en el morral, para Marina Vitela Rodríguez y su compadre de pila, Omar Castañeda González, la salida providencial a su debacle política, no vino de los partidos en los que militan, ésta hizo aparición en el partido que AMLO construyó con los disidentes del PRD, bando en que se quedó Alfonso Ramírez Cuéllar, desde donde exigió un día y otro también, que AMLO aclarara el financiamiento personal y de MORENA, pues expresaba que López Obrador, recibía dinero de origen sucio.

Tan oportuna surgió la convocatoria abierta de MORENA, para elegir alcaldes en los 39 municipios de Durango, que inmediatamente Omar Castañeda se colgó de esa posibilidad para negociar oportunistamente cuando menos la inclusión en la planilla de Marina Vitela Rodríguez, con la que se paseó el día de los registros por las calles de Durango, caminando y gritando de manera grotesca, unidad, unidad; cuando había pasado 3 años sirviendo al gobierno saqueador de la cacique priista Juana Leticia Herrera Ale, la presidente más corrupta en la historia del municipio, hasta hoy en día, y con posibilidad de ser superada por el binomio Vitela-Castañeda, “Los Compadritos”.

Omar Castañeda González, digno aprendiz de El Señor de las Ligas, René Juvenal Bejarano Martínez, hizo de todo, para sacar raja del gobierno de Herrera Ale, incluso de bufón; hecho que sería anecdótico, si no fuera por los cabildeos que realizó a favor de las disposiciones ilegales que Juana Herrera, cometió desde la presidencia municipal, por las que siempre votó o encubrió desde las sesiones de Cabildo.

En las Actas de Cabildo Municipales, no existe registro de un solo voto en contra de este aprendiz de René Bejarano, formado en el reparto de despensas y ponerse al servicio de las administraciones priistas en turno, junto con su madre, Candelaria González, dueña de la organización marginal Unión de Colonias Independientes (UCI).

De esta manera, la planilla municipal para las elecciones 2019, quedó en manos de 2 personajes externos a MORENA, pero lo que es peor, ostensiblemente corruptos; individuos en los que el nuevo presidente del CEN de MORENA, Alfonso Ramírez Cuéllar, finca la estrategia para construir el partido que llevó a AMLO a la presidencia.

Finalmente, Alfonso Ramírez, es hijo del dedazo, el ungido por decisiones tomadas en Palacio Nacional, nada distinto a lo que el PRI y PAN, hicieron por años.

Alfonso Ramírez Cuéllar, fracasó en su “gira de la unidad” de MORENA

Impuesto por dedazo, el nuevo presidente del CEN de MORENA, Alfonso Ramírez Cuéllar, fracasó el pasado 29 de febrero, en la gira de la unidad en Durango.

Sin partido, sin estructura de participación de los militantes, sin respetar al delegado en funciones Armando Navarro Gutiérrez; haciendo borrón y cuenta nueva, Ramírez Cuéllar, echó mano de las prácticas porriles y de tribu para simular una asamblea de unidad.

Para ello, buscó el respaldo de Marina Vitela Rodríguez y Omar Castañeda, quienes, al estilo del PRI, acarrearon al menos 10 camiones con personas de Gómez Palacio, pagadas con recursos públicos municipales.

Gran parte de ese grupo, fue arrastrado hasta la capital del estado con promesas de prebendas, y eventualmente pertenecen a la Unión de Colonias Independientes (UCI), propiedad de la lideresa, Candelaria González, “Doña Cande”, madre de Omar.

El asunto es que durante la “asamblea de unidad”, diversos militantes ajenos al grupo de Vitela Rodríguez, fueron abucheados, agredidos con insultos, entre ellos Rafael Palacios, un aspirante a la nominación de alcalde, ligado a la ex alcaldesa priista, Juana Leticia Herrera Ale, pero también uno de los fundadores de MORENA.

Más, aún.

Los diputados locales elegidos con el membrete de MORENA, todos provenientes de PRI, PAN, no asistieron en su mayoría desairando el evento.

Ya desde el 30 de enero, el ex delegado Rosendo Salgado López, había desatado una campaña de desconocimiento hacia el nombramiento de Ramírez Cuéllar, postura que la mayoría de los diputados locales respalda, entre ellos, Cesar Aguilar del Palacio, ex presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso (JUCOPO).

Así, entre acarreados, abucheos llenos de ataques peyorativos contra quienes disienten del presidente impuesto del CEN de MORENA, Alfonso Ramírez Cuellar, la llamada asamblea de la unidad, se convirtió en un tinglado armado con huestes dispuestas a atacar a quienes difieren de Vitela y Castañeda, los dos alegres compadres, quienes con dinero público cosecharon vivas y aplausos de los asistentes que ellos mismos llevaron.

Alma Marina Vitela Rodríguez y Omar Castañeda González, depredadores de los recursos públicos

La presidente municipal, Alma Marina Vitela Rodríguez, así como, el Síndico, Omar Castañeda González, junto con el tesorero del ayuntamiento, Cuauhtémoc Estrella, se encuentran denunciados en la Fiscalía Anticorrupción de Durango (FAD), por nepotismo; una falta grave de acuerdo a la Ley General de Responsabilidades Administrativas, que hace a los culpables sujetos de juicio político e incluso remisión a la cárcel.

Probado con documentos oficiales que la alcaldesa y Omar Castañeda, incurren en esta violación de la ley, la FAD, lleva la denuncia con paso lento, por las negociaciones abiertas entre las autoridades gómezpalatinas y el gobernador panista, José Rosas Aispuro Torres, según confiaron funcionarios del gobierno estatal a Demócrata Norte de México.

De acuerdo a estas fuentes, “el gobernador no quiere problemas, no desea movilización alguna en la entidad, por eso, no se ha castigado a nadie de los ex alcaldes que han desviado recursos públicos multimillonarios, ni la FAD, ha llevado a nadie a juicio o a la cárcel”.

En este sentido, las denuncias se encuentran sobre la mesa de negociación; Aispuro quiere que no se les atice a las querellas realizadas en contra la administración de la ex alcaldesa, Juana Leticia Herrera Ale, por el desvío de 430 millones de pesos, a cambio de no moverle a las denuncias de nepotismo interpuestas en contra de Marina Vitela y Omar Castañeda en la FAD.

“Ese es el intercambio”, aseguran las fuentes de Demócrata Norte de México.

Lo cierto es que, las denuncias por nepotismo no avanzan; no se conoce el número de la querella contra la administración de Juana Herrera, por el desvío y probable apropiación de 430 millones de pesos, pero, además, según las mismas fuentes, la denuncia en contra de la ex alcaldesa, no sería siquiera la mitad de las irregularidades y saqueo en esos 1095 días de terror y latrocinio que vivió el municipio, con Leticia Herrera y su fiel escudero Francisco Bardán Ruelas.

Este es el triste-trágico panorama de MORENA-Durango, sin puntos de referencia en torno a quien aglutinarse, de un presidente del CEN ignorante de la situación real de ese partido en la entidad, aliado a fuerzas externas como Marina Vitela y Omar Castañeda, lo que es peor; las negociaciones en los oscuro que mantienen la presidente municipal y el síndico con el gobernador con tal de que las denuncias por nepotismo en su contra no prosperen en la FAD a cambio de dar impunidad a la peor saqueadora en la historia del municipio de Gómez Palacio, Juana Leticia Herrera.

jmonrreall@yahoo.com

Twitter: @jmonrreall

Comparte!

0Shares
0 0 0
Mostrar más
Back to top button
Close