Nuevo León

Se investiga el impresionante agandalle de agua en Yucatán, por empresa fundada por Poncho Romo

*La oligarquía Regia no descansa, aunque traiga camiseta de la 4T…

RAÚL A. RUBIO CANO

Marzo 4 de 2020

“Las batallas por el agua se multiplican por todo el territorio nacional. En numerosas regiones se trata de las luchas de los pueblos contra las industrias y las grandes ciudades que extraen agua por sobre los derechos comunales y municipales al abasto del líquido”. Esto escribía Víctor M. Toledo (el hoy secretario de la SEMARNAT con el gobierno de la 4T), titulaba su editorial: Necesitamos una “política por la vida” (La Jornada 7/11/2017). Y hoy, el presidente López Obrador le ha ordenado investigación sobre el caso de la empresa Enerall que fundara Alfonso Romo Garza, y que dejara para integrase al gobierno de AMLO como Jefe de Oficina de la Presidencia, el año pasado, pero, la barbarie llevada a cabo por la extracción de agua en ese emporio, ha generado la disminución en un 43% del acuífero, donde se asienta dicho productor agropecuario de granos y, aunque se insista de que ahora Romo ya no es su dueño, sino su familia (un hermano de Romo la administra), el impacto a los ecosistemas ahí está (el documento de la MIA le señala cuidados al respecto y de ello se desconoce que se ha hecho), resultando que Enerall, es la mayor explotadora de agua dulce en Yucatán. Toda una investigación que ha sido llevada a cabo por un pull de organismos periodísticos que de una u otra manera, su remitente, se ubica en esas oscuras intensiones de mega capitales opuestos a la 4T, “los conservadores”, los llama AMLO, pero sin embargo, es un hecho que ahora sí, ese grupo de investigación periodística (CONNECTAS, Aristegui Noticias, Proceso, Ruido en la Red, Univision, Vice en Español y el apoyo de International Center for Journalists ICFJ) dio misilazo en la persona del gran representante del Capital en la 4T, como lo es Poncho Romo. Los datos son contundentes y expresan una maldad inaudita al atentar contra el agua subterránea de la península de Yucatán (2/3 partes del agua renovable del país, según Atlas de Agua en México. CONAGUA, 2018). Un vicio de Romo por el agua, tierras y la producción de transgénicos es su currículum vitae (incluyendo buenos caballos) que nomás no se lo puede quitar; en la entidad, tiene una docena de pozos extrayendo las aguas del único río vivo que todavía tiene la ciudad, como lo es el Río La Silla, todo para darle agua a sus selectos caballos, cuando al lado o enfrente tenemos colonias humildes con problemas de abasto acuífero o saneamiento, y obviamente, de ello no saben gran cosa Agua y Drenaje o CONAGUA y, en el caso de transgénicos, Enerall, no deja de ser una empresa biotecnológica fundada en 2007, pero que en los últimos 10 años ha sido una locomotora para producir granos diversos; en el caso de la producción de la papaya, Romo ha sido el primer productor de esta fruta en el país y 70% del mundo ¡Ah! y transgénica. Por otro lado, los vericuetos legaloides para zafarse de la destrucción de un cenote en propiedad de Enerall, cerca del poblado de Tizimín, Yucatán y, demás usos perversos del vital líquido, se van a ir exhibiendo, porque para empezar, Enerall no paga un centavo por litro de la misma, ya que su concesión ha sido autorizada porque es agua dedicada a la agricultura, pero, una agricultura asociada con la trasnacional Cargill, un multimillonario “coyote internacional” que compra cosechas en América Latina para después, venderlas en el extranjero. Así las cosas, la indignación contra Poncho Romo ha sido sembrada hace mucho tiempo en muchos lugares de México. Convivió con Carlos Salinas y Vicente Fox y hoy, marcha dentro de las filas de la 4T, pero con un muy negro historial de evidente barbarie Neoliberal, es así como ha hecho su riqueza y sigue justificándola, burlándose de quienes ya le sacaron su “historial productivo” al servicio de empresas imperiales como la Cargill. Vaya barbarie: México pone su agua gratis, tierra para el señor Romo y, le dejan una siembra de pobreza eterna a ecosistemas y pueblos y, una riqueza inaudita en unas cuantas manos y eso, no puede ser la 4T. Ya lo dijo el presidente AMLO a raíz de este caso: “no hay impunidad, no es como los gobiernos anteriores…” Así que Víctor Toledo de la SEMARNAT, ahí tiene para aplicar la LGEEPA, la Ley de Bienes Nacionales, la Ley de Aguas y el Artículo 27 Constitucional, el Código Penal Federal; y para rematar, ahí está la Fiscalía General de la República, en fin, leyes e instituciones sobran, para analizar y juzgar el caso, en el plano nacional, no hablemos de los Tratados Internacionales firmados por México en referencia al Cambio Climático y donde, el mal uso del agua y destrucción de ecosistemas es algo gravísimo. Demostremos en los hechos que un nuevo México sí es posible construir ¡Órale! raurubio@gmail.com

Comparte!

0Shares
0 0 0
Mostrar más
Back to top button
Close