Nuevo León

Vecinos de Fraccionamiento Bernardo Reyes contra proyecto Distrito Urbano Monterrey Norte…

Solicitan a alcalde Adrián de la Garza respeto a sus derechos en su patrimonio y vida…

RAÚL A. RUBIO CANO

Febrero 19 de 2020

Por décadas la empresa Celulosa y Derivados, S.A. (Cydsa) se convirtió en el martirio y verdugo de la vida de los vecinos del Fraccionamiento Bernardo Reyes y demás colonias aledañas a ese emporio químico-industrial, donde sus humos azufrosos (SO2), combinados con la humedad del ambiente (H2O), se transformaban en ácido sulfúrico (H2SO4), una atmósfera corrosiva que lo mismo destruía los marcos férreos de ventanas en Mitras Centro o demás colonias cercanas, automóviles y vías respiratorias de vecinos. Una realidad que Cydsa, nunca pagó indemnización alguna a los afectados. Igualmente, esa empresa, responsable de su filial Quimobásicos, producían el gas Genetron 12 para aires acondicionados de automóviles y otros equipos de refrigeración y, los astronautas de la NASA, los ubicaron como responsables de ser los terceros destructores de la capa de Ozono del planeta Tierra (según los ambientalistas neoyorkinos de Ozono Action), teniendo que dedicarse a otras actividades ante las exigencias de la comunidad internacional en el “Protocolo de Montreal”, que prohibió la producción y uso de los clorofluorocarbonos (CFC) mencionados para siempre. Hoy, rapaces capitales inmobiliarios van a la carga, pero ahora para imponerles a los maltrechos vecinos, un gran proyecto urbano llamado Distrito Monterrey Norte, donde la empresa Urbis Internacional, S.A, de CV (encabezada por el arquitecto Juan Ignacio Barragán) y el IMPLANC del municipio de Monterrey, buscan valorizar magnos capitales independientemente de la opinión y condiciones de vida que han creado por décadas los vecinos del Fraccionamiento Bernardo Reyes. Por ello, el pasado lunes, esos vecinos y de la organización ciudadana que los ha amparado por décadas de luchas ambientales, el Comité Ecológico Pro-Bienestar, acudieron al Palacio Municipal de Monterrey para entregar al alcalde Adrián de la Garza, un documento firmado por ellos, solicitándole al munícipe respeto a sus propiedades y formas de vida que han llevado, ya que sin tener información alguna del proyecto Distrito Monterrey Norte, en terrenos de lo que fuera la planta Cydsa, se piensa realizar desarrollo urbano que incluye al citado fraccionamiento. Situación indignante, ya que sin solicitarles su voluntad a ellos (los vecinos) se les ha inmiscuido en la planeación tal desarrollo de zares inmobiliarios de la localidad y extranjeros, que buscan valorizar sus capitales, independientemente, si la gente que vive en la zona está o no de acuerdo. Es el poder “civilizatorio” del Gran Capital contra los deseos y vida de las mayorías que llevan habitando dicha zona desde hace muchos años, el que ahora busca imponerse en la vida de esos azotados vecinos, Aseguran los vecinos en el documento entregado al alcalde, Adrián de la Garza: “…acudimos ante Usted para expresarle que nos sorprendió enormemente enterarnos por medio del periódico El Norte (virtual), del día 28 de Noviembre del 2019 que el Municipio contempla desarrollar el Proyecto Distrito Norte dentro del cual se encuentra ubicado el Fraccionamiento en el cual vivimos”. El documento entregado al alcalde Garza (de dos hojas y media con firma al final del mismo de los vecinos), expone una serie de cuestionamientos sobre la raquítica información que se ha venido filtrando del citado proyecto Distrito Monterrey Norte y, de las dificultades que urbanísticamente ha venido padeciendo la zona que se busca desarrollar. Por lo tanto, le indican al alcalde de Monterrey que: “Lic. Adrián de la Garza, por todo lo anterior expuesto, ya que esto es lo que los vecinos vivimos cotidianamente, queremos manifestarle que creemos firmemente en que la función de un Alcalde es buscar el bienestar de los vecinos de su municipio, por lo que demandamos respeto a los acuerdos que se adquirieron cuando compramos nuestras propiedades en la cual se manifiesta que adquirimos una propiedad para una vivienda unifamiliar, y que una escritura es un Documento Legal. Además, le manifestamos que gran parte de los vecinos somos personas de la tercera edad por lo que deseamos y tenemos derecho a una vida tranquila para nosotros y para nuestras familias, por lo tanto, nuestros derechos no pueden ser objeto de consulta pública, ni de acuerdos o Proyectos que violenten nuestros derechos humanos”. Esto último de la Consulta Pública, es porque los desarrolladores del proyecto Distrito Monterrey Norte, quieren hacer una Consulta Pública, para justificar que los vecinos si estarían de acuerdo con tal desarrollo inmobiliario, a lo cual la negativa a esa consulta ya es rotunda, por considerarla violatoria a sus derechos humanos y menos con la experiencia de los priistas para hacer consultas (el PRI gobierna el municipio de Monterrey); además, dicen que esa obra de inversionistas sólo buscan inyectar sus capitales para desarrollar tal Distrito Norte, y de esa forma, valorizar terrenos altamente contaminados y donde se alzarían viviendas multifamiliares y otras infraestructuras urbanas, un escenario de muerte, cuando la vocación de esos terrenos contaminados podría ser otra. El talón de Aquiles de tal desarrollo urbano, es que no se sabe nada cómo, en el Distrito Monterrey Norte, se va a remediar la contaminación y regenerar la zona (ambientalmente hablando), que dejó Cydsa. Todo indica que una nueva edición de “Céntrica” (desarrollo urbano que se levantó en terrenos contaminadísimos de ASARCO) se busca sacar adelante en Distrito Monterrey Norte. Sin embargo, un nuevo frente de lucha vecinal -para salvar sus propiedades y sus vidas- se abre así, contra la voracidad de unos cuantos y sus serviles funcionarios públicos ¡Órale! raurubio@gmail.com

Comparte!

0Shares
0 0 0
Mostrar más
Back to top button
Close