Coahuila

Diputado panista Marcelo Torres Cofiño; ignorancia, atavismo y misoginia, para afrontar feminicidios

Está ligado al Yunque y piensa que “el presidente de la República, con sus decisiones, abrió las puertas de México al comunismo”

Juan Monrreal López

Septiembre 18 de 2019

Saltillo, Coahuila. – Ligado a los grupos de ultraderecha enlazados al Yunque, el diputado panista y presidente de la Junta de Gobierno de la actual legislatura de Coahuila, Marcelo de Jesús Torres Cofiño, dejó ver en entrevista a un medio saltillense, su ignorancia, el machismo, la misoginia y las falacias que usa para definir las causas del feminicidio en el estado, el flagelo más drástico de la violencia de género.

Anclado en atavismos, para Marcelo de Jesús Torres Cofiño, el sustento de los feminicidios está en “el celo profesional”, “el hecho de que la mujer también trabaje”, así como la circunstancia de que “goce de un salario más atractivo, mejor pagado que el del hombre”, afirmó tajante en la conversación, aduciendo datos oficiales, sin precisar fuentes, que en realidad no existen.

Torres Cofiño, es un neo panista, vinculado al grupo político de Guillermo Anaya Llamas, ex presidente municipal de Torreón, dos veces candidato a gobernador y compadre de Felipe Calderón Hinojosa. En estos momentos, Torres Cofiño, ha confesado a los afines que ya cuenta con “alas propias” para pelear la presidencia de Torreón y después la gubernatura del estado.

Recordado por su afinidad a los candidatos priistas de Gómez Palacio, allá por el año 2005, Marcelo Marcelo de Jesús Torres Cofiño, vio crecer su presencia política en el mundo del panismo, en el año 2018, cuando fue nombrado encargado de la oficina de la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PAN y después presidente de la Junta de Gobierno del Congreso del estado de Coahuila; tribuna que ha empleado una y otra vez para denostar a Andrés Manuel López Obrador, pero también para mostrar la ignorancia crasa sobre diversos temas que atañen y aquejan a Coahuila, como es el asunto del feminicidio, la cuestión del agua en La Laguna, entre muchos otros.

De acuerdo a Marcelo de Jesús Torres, el feminicidio sucede en 9 de cada 10 casos en las relaciones que no son matrimonios, en relaciones de pareja distintas al maridaje, “las causas que originan el feminicidio, principalmente, – aunque parezca algo eeeh, es el tema del celo, sí, el tema de la relación que se da entre parejas distinto al matrimonio. Quiero decirte que 9 de cada 10 parejas ooh, mujeres que sufren la violencia se da entre pareja y no entre matrimonio, son datos oficiales, son estudios que se han realizado incluso a nivel mundial y esto, esto, verdaderamente es grave, la debilidad entre la pareja”, afirma el yunquista.

Sin embargo, el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe de la CEPAL mantiene en sus estadísticas del 2017-2018, asienta que casi 2 de cada 10 feminicidios se da en pareja, -casados o no-.

Según la CEPAL, México ocupa el décimo lugar de feminicidios en América Latina, dividiendo éstos por cada 100 mil mujeres, siendo El Salvador, Honduras y Santa Lucía, los países que escalan los tres primeros lugares de Latinoamérica.

Brasil se encuentra instalado en el primer lugar acorde a los números absolutos, sin embargo, está colocado en el décimo tercer sitio de América Latina de acuerdo a la tasa que arroja el promediar los feminicidios entre cada 100 mil mujeres.

Así, con variables distorsionadas, verdades a medias e incluso con datos falaces, fue como Torres Cofiño impulsó el aumento de las penas judiciales para quienes cometan feminicidio en Coahuila, consignada en la reforma al Artículo 188 del Código Penal de Coahuila, – que aumentó las penas de prisión de 20 y 50 años a 40 y 60 años a quienes asesinen a una mujer por mera razón de género-, aun así, este tipo de delito lejos de disminuir en el estado, aumentó.

Justamente lo muestran las cifras de este tipo de agresión en Coahuila.

En 2018, los feminicidios contabilizados en la entidad llegaron a 12.

Este año, se han inscrito 20 agresiones fatales, registradas hasta el mes de agosto, es decir, el año pasado hubo 1 feminicidio por mes, en cambio en este período del año 2019, los porcentajes subieron a 2.5 feminicidios cada 30 días, un aumento del 150 por ciento mensualmente.

Queda en claro, entonces, que el endurecimiento de las penas carcelarias no basta, que existen más problemas y variables sociales de fondo que no son enfrentados con políticas públicas, porque simple y sencillamente, el delito del feminicidio no está bien diagnosticado por quienes hacen las leyes, como es el caso del panista, Marcelo de Jesús Torres Cofiño, quien lleno de atavismos, ignorancia y misoginia, dice querer atacar este delito brutal.

Y es que no puede esperarse algo mejor de quien cree que “el presidente de la República, con sus decisiones abrió las puertas de México al comunismo”, mucho menos en alguien que finca el diagnóstico del feminicidio en celos profesionales, salariales o por el hecho de ser pareja fuera del matrimonio, como lo hace el presidente actual de la Junta de Gobierno del Congreso de Coahuila, Marcelo Torres, quien por cierto, quiere ser alcalde de Torreón y después candidato a la gubernatura del estado; ajúa.

jmonrreall@yahoo.com

Twitter @jmonrreall

Comparte!

0Shares
0 0
Mostrar más
Back to top button
Close