DurangoNotas Importantes

Sergio Nevárez Nava, alcalde de Tlahualilo; gobierno de bandidos denunciado ante gobernador José Rosas Aispuro

Las acusaciones en la secretaría de Gobierno, Seguridad Pública, Contraloría, desde octubre pasado

Juan Monrreal López

Febrero 14 de 2018

http://www.democratanortedemexico.com

http://www.democratanortedemexico.blogspot.com

 

Tlahualilo, Durango. – Cabeza de un grupo de funcionarios bandidos dedicados a saquear los escaso recursos oficiales con los que cuenta este ayuntamiento, el presidente municipal, Sergio Nevárez Nava, se encuentra denunciado en la oficina del gobernador José Rosas Aispuro, Contraloría estatal, secretaría de Gobierno, secretaría de Seguridad Pública, Comisión Estatal de Derechos Humanos e incluso ante la Contraloría municipal, sin que los titulares de estas dependencias actúen para detener el saqueo de bienes públicos que este alcalde del llamado “gobierno de la alternancia” lleva a cabo con una pandilla agrupada en la administración desde que ganaron las elecciones en junio de 2016.

Con negro historial en su relación con las dependencias, Sergio Nevárez Nava, tiene una archivo de saqueos a programas gubernamentales desde que se alió a Javier López Macías (Chabelo), dirigente de la derechista organización Unión Nacional Integradora de Organizaciones Solidarias y Economía Social (UNIMOSS) creada en acuerdo con Martha Sahagún de Fox y Josefina Vázquez Mota, cuando ésta era secretaria de Desarrollo Social, lo que permitió liberar recursos económicos suficientes con programas de apoyo a fondo perdido de las distintas dependencias del gobierno federal durante los regímenes de Vicente Fox Quezada y Felipe Calderón Hinojosa, enfocados a fortalecer esta estructura filo panista que alardeó contar con más de 80 organizaciones de productores.

Vendida a la esposa de Fox por López Macías como la central del voto verde del PAN, rápidamente los cabecillas de UNIMOSS abandonaron la franja de pobreza patrimonial y las deudas de la clase media que era el caso de Javier López, ex director de Desarrollo Social en el primer gobierno de Jorge Zermeño Infante, y ex candidato a la presidencia de Torreón, Coahuila.

Por este camino, la familia de Nevárez Nava abandonó las penurias económicas hasta transformarse en neo millonario alimentado con los bienes públicos, como sucedió con los principales promotores de UNIMOSS organización ligada al Yunque.

Incluso, Javier López, junto con Sergio Nevárez Nava, buscaron crear junto con Ignacio Irys Salomón, el Partido Humanista (PH) una vez que López Macías renegó del PAN más no del Yunque, del que públicamente se jactó ser de la “izquierda” de esta organización ultraderechista semi secreta.

López y Nevárez, fueron señalados por hacer uso particular del padrón de beneficiarios de los programas de SEDESOL para presentarlos como miembros de UNIMOSS e incluso para mostrarlos como base de militantes del malogrado PH.

Sin lograr el registro del PH, Sergio Nevárez Nava, consiguió ser candidato a la presidencia municipal de Tlahualilo por tercera vez en el año 2016.

Con dinero en los bolsillos, bancos e instituciones financieras, el hoy alcalde tuvo el suficiente capital para comprar las voluntades para por fin conseguir la alcaldía luego de tres intentos.

Sin embargo, 17 meses después, el gobierno de coalición PAN-PRD dirigido por Sergio Nevárez no ha demostrado ser distinto a los que administraron los priistas, los miembros del Partido duranguense, y militantes del PANAL.

Así, el nepotismo, abuso de poder, desvío de recursos, amenazas a disidentes, aviadores son la tónica que a diario viven los ciudadanos quienes creyeron en el “gobierno del cambio, en el gobierno de la alternancia”, según lo señalan Héctor Delgado Lozano y Agustín Miranda Prieto en su queja presentada ante distintas dependencias y funcionarios estatales, – entre ellos el gobernador del estado José Rosas Aispuro Torres-, desde el 18 de octubre del año pasado.

La denuncia

Gobernado por contubernio de familias, – “aquí no importa el partido al que se pertenezca, sólo interesa si puedes hacer negocios”-, los puestos se heredan entre parientes; así lo resumen los quejosos que ejemplifican con los casos de la Tesorera municipal María del Carmen Barraza Favela, quien durante el trienio 2013-2016 cobró como aviadora al amparo de su hijo, el ex regidor y actual director del Departamento de Agua Potable y Alcantarillado, Mijail Olivier Carrillo Barraza.

Carrillo Barraza, abusó del poder de la regiduría durante todo el trienio anterior, ya que mantuvo en la nómina a gran parte de la familia.

Así, por prueba, mantuvo a su madre María del Carmen Barraza Favela. También a la esposa, Minerva Herrera García. Al hermano, Anuar Humberto Carrillo Barraza. Incluso a la suegra, Genoveva García Ávila; aseveran en el oficio entregado por los quejosos a los funcionarios públicos estatales.

El alcalde, Sergio Nevárez Nava, “con corrupción, quiere combatir la corrupción”

Eminentemente agropecuario, Tlahualilo, depende del agua que administra el Módulo de riego 06. Héctor Delgado Lozano y Agustín Miranda Prieto, denunciaron que al menos por los últimos 20 años, el líquido ha sido saqueado por las 5 administraciones de esta unidad de control del agua rodada, convirtiendo en millonarios a personas que han manipulado las cuotas del río.

De esta manera, se han enriquecido Horacio González Alvarado, Armando Rodríguez Belmontes, Alberto Galván Contreras, Alejandro Rodríguez Belmontes, quienes prácticamente se convirtieron en amos del agua en estos últimos 20 años.

Convertido en instrumento de riqueza particular, el despojo del vital líquido a los campesinos y pequeños productores agropecuarios es asunto cotidiano en la época de cultivos.

El agua se convirtió en patrimonio de los que más poder económico y político tienen, en instrumento de control social de los grupos económicamente poderosos sobre los pequeños productores.

De los propietarios de grandes unidades de producción ganaderas al igual que los ranchos con considerables extensiones de tierra o invernaderos, se ligan para disputar cualquier puesto de representación con familiares o en pactos que permita extender el campo de dominación social. El uso del agua lo es todo en este municipio sediento. Por eso, los que pueden corromper para usar cuotas extraordinarias del líquido vital lo hacen sin chistar, al fin y al cabo, en los últimos 20 años los administradores del Módulo de Riego 06, siempre han estado a la venta del mejor postor.

Es en este contexto, que el alcalde Sergio Nevárez Nava, ordenó al director del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado, Mijail Olivier Carrillo Barraza, utilizar todos los recursos municipales necesarios para imponer a los delegados ejidales del módulo de riego, una fuente de riqueza sin más control que el que impone a los representantes de los ejidos; “la corrupción no se puede combatir con más corrupción” afirman los quejosos en su memorandum, pero en Tlahualilo, bajo el gobierno de la alternancia que dirige Sergio Nevárez Nava, tal parece que sí.

La fuerza aérea de Tlahualilo

Tlahualilo, fue el municipio con las votaciones más cerradas en junio de 2016, apenas 3 votos de diferencia hicieron posible que Nevárez Nava se convirtiera en presidente municipal.

Por eso, para evitar conflictos con los distintos grupos políticos, el alcalde creó “la fuerza aérea de Tlahualilo”, un grupo numeroso que cobra sin trabajar y se lleva gran tajada del presupuesto público a los bolsillos dejando sin fondos para la infraestructura al municipio.

Resguardada como tesoro por Fabiola Ávila Sánchez, asistente de la tesorera María del Carmen Barraza Favela, la lista de aviadores es numerosa, además que causa indignación hasta en los propios trabajadores municipales que hicieron llegar a Demócrata Norte de México, esta lista de los que cobran sin trabajar, según afirman.

Los aviadores

Rosalba Gómez Mendoza, José Luis Pérez Barraza, Anuar Carrillo Barraza, Juanita Barraza, José Lució Pérez Carrillo, José Luis Pérez Chávez, Verónica Ramírez Oropesa, José Luis Trillo Zubia, Víctor Herrera, Juan Carlos Olague Ortega, Lino Sotelo, Pedro Armendáriz Bustillo, José Cruz Soria, Guillermina Chacón Santos, David Chairez Castañeda, María Del Carmen Estupiñan, Genaro Lozoya Martínez, Esperanza García, Francisco Favela García, Francisco Fierro Maciel, Antonio Mejía Rodríguez, Abraham Isaac Milán Ramírez, Maximina Ibarra Moteles, Bianca Fierro, Horacio Hernández Franco, Fernando Castañeda Olague, Iván Landeros, Iván Gaytan Morones, Wendy Avalos Landeros, Flor Núñez Cisneros; son parte de la real fuerza aérea de Tlahualilo, entre otros.

Lo mínimo que tiene que hacer Sergio Nevárez Nava, es explicarle a la ciudadanía estos compromisos y que regrese el dinero público que sólo ha servido para que la corrupción pudra más a la administración actual.

De los desvíos de otras partidas presupuestales, pronto se sabrá.

¡A qué gobierno de la alternancia, con cambios hacia atrás!

jmonrreall@yahoo.com

Twitter@jmonrreall

Mostrar más
Back to top button