Últimas Noticias

Los “partidos nuevos” en Coahuila, como el caballo viejo del Piporro

// Del tintero //

Fidencio Treviño Maldonado

Julio 22 de 2019

Más quemados que un tizón o carbón de “Chavete” son nuestros políticos en Coahuila y desde luego no se diga a nivel nacional. Los y las personas que se dedican y han estado y vivido parte de su vida en la política, sin duda en la mayoría son gente muy desprestigiada, la prueba es que nuestro país ha sufrido retrocesos gracias a las pifias y la rapiñas que estos personajes llevan a cabo día con día y cada segundo de su quehacer político. En el Coahuila desde siempre gobernado por priistas no se ve por donde y de nuevo los viejos y no tan viejos políticos y alzan la mano para decir y prometer componer el entorno corrupto y de rapiña en que está metido el Estado. Los Tres nuevos partidos que el IEC (Instituto Electoral de Coahuila) acaba de darles el visto nuevo, son simples cartuchos quemados, porque que no truena y destinados a ir sólo en busca de dinero que este Instituto da a manos llenas a los vividores y acaparadores de la gente que aun a estas alturas les crea en las promesas y tiene esperanzas cifradas en su familia. Los tres nuevos partidos aldeanos, familiares y que como –el caballo viejo del Piporro que andaba en la manada de yeguas y sólo relinchaba para que no se le montara el burro manadero–. Estos partidos son Revolución Coahuilense al mando de Abundio Ramírez Vázquez, antes metido en unos 20 partidos y cuestión de llegarle al precio y este político, baila cualquier son con otro partido. Otro partido nuevo es a cargo del hijo de Humberto Morería, Humberto Rubén Morería y su partido político o familiar lleva el nombre de “Unidos podemos Construir Un Mejor Futuro” o la Cofradía de los tramposos y, el tercero de los que llegan a engrosar las filas de la viciada política coahuilense se llama “Emiliano Zapata, La Tierra y su Producto, A. C. ” y está a nombre de José Luis López. Con la anuencia del IEC y recuas que les acompañan estos partidos  dicen que no podrán ir de paleros con otro, deberán competir en las justas electorales solos y desde esta columna les deseamos suerte y vaya que la van a necesitar, porque van a ser debut y despedida, ya que no podrán dar el 3%, es más ni siquiera el 1.5 % mínimo del electorado, es decir casi 38 mil votos, o en el caso de “Revolución Coahuilense ” en el municipio de Matamoros, necesitara mínimo 6,600 para medio pasar, es decir el 1.6 % del padrón, aunque se supone es el 3 % del mentado padrón, lo mismo sucederá con los otros partidos nuevos y no tan nuevos que ya afilan uñas para la próxima contienda para la diputación local.

La revolución interna que se carga el PRI, no sólo es a nivel nacional, sino también local o aldeana, En el PRI la consigna sigue la misma –O eres o no eres– y para recuperarse de la “Joda” o friega que hace un año le dio el efecto López Obrador, dicen que ahora si van con todo ( Es decir antes no lo fueron ) y ante esto muchos votantes se preguntan  ¿ qué no se llevaron ellos mismos todo ..? entonces de cual todo hablan, si Coahuila y sus municipios no lloran porque no saben el soneto del llanto, porque ni a quien echarle la culpa si siempre ha estado gobernado por priistas. Es además ya un clamor interno que por miedo miles de priistas /( Al menos en Matamoros, San Pedro, Chávez, Torreón, Monclova y Saltillo , entre otros municipios ) por temor a represalias no quieren externar que están cansados de que sean los mismos, que sólo ellos sacan, ponen y palomean a los candidatos y que son lo que antes fueron y de siempre, porque sucede que los cuadros o comités políticos de los municipios los que coordinan esos, son personas que de tajo cortan la despensa, la ayuda o otra cosa con los aún mantienen algunos priistas su ya endeble estructura, es decir muchos priistas están cansados de ser ” Úsese Y tírese “.  Mientras los panistas hacen lo mismo echarle la culpa a López Obrador hasta de la granizada y lluvias torrenciales que caen en algunas ciudades y al igual que los priistas traen sus revuelta civil muy a flor por los puestos que se aproximan y ante los ajusten que López Obrador hace cada mañana, sean estas ocurrencias o sueños guajiros, la verdad la mayoría , la inmensa mayoría esta con el PEJE y los otros, pues igual que aquel caballo viejo del Piporro, –sólo relinchar para que no los confunda el burro manadero con una yegua y los monte–

       La cabra sin pastor tira al monte y en la república mexicana, los tres partidos que en otrora ocasión fueron  la máxima representación, al parecer no encuentran pastor, alguien que por serenos y verdes pastos los encamine, estos son El PRD, el PRI y el PAN que por más que quieran ser oposición no pueden, porque ser de oposición no es sólo aparentarlo sino como la mujer del Cesar hay que serlo y demostrarlo y la fractura por las ansias del poder se ve en los tres partidos, Calderón está a lo que su señora diga y esta ya tiene en puerta otro partido político a nivel nacional, sólo falta que los diferentes poderes electorales de la nación lo aprueben y destinen millonarias sumas, en el PRD los grupos nadan de muertito alrededor de López Obrador y su equipo, mientras los priistas siguen con sus añejas y muy vistas mañas, rasurando padrones, palomeando a los preferidos de siempre, llevando a cabo encuestas simuladas, formando cuadros con los mismos , etc. y oteando el horizonte como un esquimal perdido en el desierto del Sahara. Los que fueron alguna vez jefes de los partidos están buscando refugio en algún rincón del planeta y dejaron al garete a sus agremiados, esto después de la sacudida que treinta millones de ciudadanos les proporcionaron. Los pastores duermen, están asustados y escondidos, tiemblan ante el aullido del lobo, están perdidos y sin brújula, por lo que al rebaño no le queda otra que entregarse a los lobos o tirar al monte. Sugerencias y comentarios: kinotre@hotmail.com  

¡Danos like y síguenos! Redes sociales
Scroll To Top
shared on wplocker.com