Últimas Noticias

Nace el Instituto Héroes Cerveceros en el Barrio Antiguo de Monterrey; se enfoca a socializar la producción de cerveza artesanal y sus principales maestros cerveceros…

RAÚL A. RUBIO CANO

Junio 5 de 2019

No cabe duda, vivimos desde hace buen rato un despertar ciudadano en muy diversos órdenes de la vida metropolitana y, uno de estos despertares es la creación del Instituto Héroes Cerveceros, ubicado en el Barrio Antiguo de nuestra ciudad capital (Morelos 1072). Un organismo que va aglutinando un muy variado contingente de jóvenes, maestros cerveceros artesanales, algunos de ellos con premios nacionales e internacionales y gente interesada en aprender a producir cerveza en sus casas y comercializarla entre los amantes de la buena cerveza, el mismo camino que siguió John Rake, alemán que en la década de los años ochenta del siglo XIX, trajo a Monterrey ese producto y su respectivo oficio. Sin embargo, el “jefe de jefes” en esa labor de producir cerveza en forma masiva, estructura propia de la Segunda Revolución Industrial, es Joseph Maximilian Schnaider. Y ayer, pudimos escuchar al creador de la obra bibliográfica más amplia sobre este personaje en “Industria, Cerveza y Familia”, por el joven historiador, Eduardo Cázares Puente, edición particular, Monterrey 2017. El autor es descendiente de mineros de Zacatecas y que llegaron a la entidad a trabajar en Fundidora de Monterrey. Cabe señalar que en 1990, al calor de la búsqueda del Acta original de Fundación del 20 de septiembre de 1596, no faltó un valiente que desde adentro de Cervecería Cuauhtémoc, nos informara que también el acta fundacional de esa empresa se había destruido en incendio –todo indica provocado- para borrar del mapa la obra de Schnaider y bueno, las indagatorias de un servidor acompañado de los historiadores, Toño Guerrero y Armando de León, pudimos dar con la mencionada acta que conservaba la documentación del entonces Notario Público, Crescencio Pacheco, notario de las principales empresas de la época. El apoyo de Leticia Martínez Cárdenas, entonces directora del Archivo General del Estado, fue vital para ello, no digamos su publicación en el periódico El Nacional, bajo la dirección de Héctor Franco. Todo fue un sisma a las políticas del vil oscurantismo que la Cervecería Cuauhtémoc (hoy FEMSA), guardó por casi cien años. Basta agregar a esta historia de combate contra el oscurantismo de FEMSA y en respeto a la dignidad de Schnaider, que este personaje, según el acta fundacional del 8 de noviembre de 1890, el señor era el maestro cervecero; dueño del 50 % de las acciones de esa nueva empresa; constructor del edificio y dueño del terreno, desmitificando con ello, la cantaleta de ver a los Garza Sada y otros acompañantes en sus inversiones empresariales, como los sabios y poderosos empresarios que crearon la Cuauhtémoc; pero bueno, profundizar en ese tema, en nuevas y ricas fuentes y viajes a cerveceras norteamericanas, entrevistas a familiares de Schnaider y hasta visitas a panteones de esa familia, pues, ahí está en el libro del historiador Cázares Puente, toda un joya de la historia local y sus prohombres, todo ello también posible, por el patrocinio del empresario José Antonio Rivero Larrea y de un gran espacio para conservar la memoria del oficio cervecero en Nuevo León y región noreste del país, como lo es el Instituto Héroes Cerveceros, no digamos del actual despertar de doña Sociedad Civil ¡Órale! raurubio@gmail.com

¡Danos like y síguenos! Redes sociales
Scroll To Top
shared on wplocker.com