Últimas Noticias

Sin medidas de protección contra la violencia de género; el regalo del 10 de mayo de Jorge Zermeño, a las madres y mujeres de Torreón

Directora de IMM, Claudia Murillo, igual que Jorge Zermeño; cerrados a la ciudadanía

Sin tomar en cuenta opiniones de organizaciones de mujeres, El IMPLAN que dirige Eduardo Holguín, realizó “diagnóstico” que fue entregado a la CONAVIM

Juan Monrreal López

Mayo 21 de 2019

Torreón, Coahuila. – Este 10 de mayo de 2019, el alcalde panista de Torreón, Jorge Zermeño Infante, junto con la directora del Instituto Municipal de la Mujer (IMM) Claudia Murillo, regalaron a las madres y mujeres del ayuntamiento un obsequio singular; 17 meses de negativa para elaborar y aplicar  conjuntamente con las organizaciones de mujeres, el Diagnóstico Municipal sobre la Violencia de Género como consecuencia de la octava recomendación emitida por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM), así como las observaciones arrojadas por el estudio realizado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) “Programa ciudades y espacios públicos seguros para mujeres y niñas en el municipio de Torreón, Coahuila”.

Y es que, si algo caracteriza al gobierno municipal que encabeza el presidente panista, Jorge Zermeño Infante, es la cerrazón, la opacidad administrativa y por desgracia, la homofobia y misoginia que mantienen al municipio sin políticas que amortigüen, resuelvan y prevengan la violencia de género que hiere de manera cotidiana a las mujeres de este ayuntamiento.

Con la petitoria elaborada por distintas organizaciones de mujeres de La Laguna al gobierno federal, para que emitiera la Alerta de Género,-toda vez que la violencia en contra de las mujeres se disparó en el municipio y la región-, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) determinó formular la llamada Octava Recomendación al municipio de Torreón, en el año 2017, convirtiéndose en la única ciudad de la República en recibir esta negra distinción, ya que las recomendaciones y Alertas de Género, se señalan a los estados, más no a los ayuntamientos.

En este marco, al panista Jorge Zermeño Infante, poco le interesaron los números estadísticos compilados por las asociaciones civiles de mujeres, el gobierno estatal, el gobierno federal y la propia ONU acerca de la violencia de género que existente en el municipio, dejando postergada durante 15 meses la elaboración de una estrategia que proteja a las mujeres en todos los ámbitos donde se desplazan cotidianamente.

Con un régimen sordo, las recomendaciones de la ONU y la CONAVIM acerca de la urgencia de diseñar el Diagnóstico Municipal sobre la Violencia de Género, pronto pasaron 15 meses desde que el gobierno zermeñista tomó el poder, tiempo que tardaron en elaborar un documento en los oscuro, en petit comité,  sin la participación de las Asociaciones Civiles Laguneras; el resultado; un diagnostico de líneas generales, sin compromisos concretos que enfrenten la situación de violencia contra las mujeres que fue entregado a la CONAVIM para que lo validara, para salirle al paso a las recomendaciones emitidas para enfrentar el ambiente de brutalidad existente en la ciudad.

Pero la realidad no se puede esconder bajo las alfombras o debajo de la cama.

Presionados por el incremento de crueldad, pero sobre todo por la insistencia de la Red de Mujeres de la Laguna, el alcalde ordenó a la directora del IMM Claudia Murillo Medina la elaboración del protocolo de protección, solo que Murillo Medina, marginó a las asociaciones de mujeres. La tarea la delegó al Instituto Municipal de Planeación de Torreón (IMPLAN) a cargo de Eduardo Holguín Zefus.

Tecnócrata, pero sobre todo insensible, Holguín Zefus, consideró no consultar a las distintas organizaciones de mujeres.

Así que solo le bastó diseñar una encuesta que se aplicó a 800 personas.

Después, con esa base de datos, elaboraron su Diagnóstico Municipal sobre la Violencia de Género contra las Mujeres, un mamotreto de 229 páginas lleno de auto alabo, logros inexistentes, lugares comunes y soluciones en general, que no ayudan a proteger a las féminas de la violencia.

Así que cuando la directora del IMM presentó el documento, la Red denunció no haber sido tomadas en cuenta.

En rueda de prensa, la Red de Mujeres puso el dedo en la llaga, descubriendo que el diagnóstico “está mal hecho, ya que la metodología esta equivocada”, declararon a los medios, una vez que Claudia Murillo Medina, presentó el documento.

Los resultados generales  de la encuesta,- base del documento elaborado por la presidencia municipal-, enseñó lo que ya se sabía;  que la violencia de género contra las mujeres se da en todos los ámbitos de la vida; en el hogar, la escuela, el trabajo, en las instituciones, en la movilidad; que las agresiones están presentes y tienden a incrementarse, sin que las autoridades cuentes con la estrategia gubernamental municipal que frene esta situación, ya que se siguen a la espera de la opinión de la CONAVIM respecto al diagnóstico que elaboró el IMPLAN, un análisis contrahecho desde su concepción.

Por esto, la Red de Mujeres de La Laguna, denunció el limitado dictamen que el IMM presentó a CONAVIM, sin embargo, como ya es tónica en esta administración, más tardaron en formular el desacuerdo que en recibir respuesta de Claudia Murillo Medina, descalificando las opiniones de la Red.

“Lo que yo te puedo comentar es que cuenta con todo el rigor metodológico, el diagnóstico, tampoco tiene fallas conceptuales porque se consultaron diversos autores y autoras en la materia, además se hizo con base a la Ley General de Acceso a las Mujeres para una Vida Libre de Violencia”, dijo a los medios.

Luego especificó que, “lamento mucho la postura de la red y puedo decir que la respeto, pero no la comparto, finalmente la que va a resolver la validez o no del diagnóstico va a ser la Conavim”.

Así, entre la misoginia y homofobia del presidente municipal Jorge Zermeño Infante, quien frecuentemente ha denostado a homosexuales, minimizado los ataques a las mujeres e incluso protegiendo a funcionarios públicos, como el director de Vialidad, Pedro Luis Bernal Espinosa, denunciado por acoso sexual y laboral por elementos femeninos de la corporación, la espera de la determinación de CONAVIM acerca del “Diagnóstico Municipal sobre la Violencia de Género”, continúa, solo que de acuerdo a datos oficiales, Torreón, está convertido en el municipio de Coahuila, donde la violencia contra las mujeres no se detiene, pese a que hace 20 meses se emitieron las recomendaciones.

Eso sí, este 10 de mayo, el presidente Zermeño Infante, celebró a las madres con una flor, dejando que lo bailaran.

Quizá la diputada local de MORENA Elisa Catalina Villalobos, tenga razón en la definición del alcalde Jorge Zermeño, al que tipificó como “un cerdo machista”.

jmonrreall@yahoo.com

Twitter: @jmonrreall

¡Danos like y síguenos! Redes sociales
Scroll To Top
shared on wplocker.com