Últimas Noticias

Ataques a CONAGUA y robadera de agua del Río Ramos…

RAÚL A. RUBIO CANO

Mayo 8 de 2019

El pasado 23 de marzo el edificio sede de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) en CDMX, sufrió un incendio en cinco de sus pisos y ello condujo a la pérdida de 101 documentos de auditorías y, hace semanas, el supuesto delegado para CONAGUA del gobierno de AMLO, en Nuevo León, murió en un accidente de tránsito. Así las cosas, todo señala que la oligarquía Neoliberal (léase ratas del agua) van con todo contra el nuevo gobierno federal; pero, los privilegios en este rubro tendrán que terminar por el bien de todos; sin embargo, los rateros del agua, es evidente que están tomando medidas para defender su poder hídrico. El asunto es tan grave, que va más allá de la defensa del petróleo que entregaron a extranjeros los Neoliberales y su Mafia del Poder; el agua, es un líquido vital para el ser humano y la Naturaleza y por lo tanto, no podrá haber vida para los mexicanos y sus ecosistemas y mucho menos, una Cuarta Transformación del país, si unos cuantos pillos controlan ese recurso natural que es de todos. En esa línea de ideas, nos informan que cuando se instaló la refinería de Pemex en Cadereyta, para echarla a jalar, obtuvieron el agua del Río Ramos, haciendo convenio con la gente del Ejido Rancho Viejo y La Nutria y con ello, comprarles sus horas de agua por muchos años, 20 o 25. Resulta, que ya se venció el contrato con ellos y dicen que se está tomando agua para la refinería del acueducto que viene de la Presa El Cuchillo a Monterrey. Nuestro informante se pregunta: “¿Es legal? ¿Quién hizo la negociación? ¿Se mantuvo en lo oscurito? ¿Hay implicaciones legales? ¿Estará enterado Gertz Manero, Olga Sánchez y AMLO? ¿El H. Congreso del Estado lo autorizó? ¿Qué gobernador?, ¿Cuál fue el papel de Agua y Drenaje?” o sencillamente, sí lo que nos informan es cierto: ¿Dónde está la CONAGUA? Basta agregar lo siguiente: Desde hace años, cuando se redujo a un 30 % las operaciones de tal refinería, se indicó que era porque el Río Ramos ya no la dotaba de agua, pero resulta que independientemente de los acuerdos de PEMEX con los ejidos de Rancho Viejo y La Nutria, esa agua ya no llega porque desde hace 30 años se han construido un conjunto de presas y desviaciones de agua desde el nacimiento del Ramos en “La Trinidad”, terrenos que pertenecen hoy al priista Ricardo Canavati; más abajo, en “La Peñita” se ha apropiado de esas aguas el “zar de la avicultura” en Allende, Manuel Cavazos “La Momia” y, para rematar, a la altura del panteón de Buenavista, está el rancho con su respectiva presa del Ing. Alejandro Junco de la Vega, propietario del periódico El Norte, e intercalados entre estos magnates de tierras y agua, una caterva de notarios públicos, jueces, y demás ralea de la política y pequeños productores de naranja y caña. Definitivamente, PEMEX en la 4T, tendrá que pasar de ejercer un vil extractivismo del agua en la región, a desarrollar tareas de remediación, regeneración y hasta replicación en los ecosistemas que lo abastecen del vital líquido ¡Órale! raurubio@gmail.com

¡Danos like y síguenos! Redes sociales
Scroll To Top
shared on wplocker.com