Últimas Noticias
You are here: Home » Columnas‏ » Sergio Nevárez Nava, le urge reelegirse como alcalde para auto encubrir desvíos millonarios en Tlahualilo

Sergio Nevárez Nava, le urge reelegirse como alcalde para auto encubrir desvíos millonarios en Tlahualilo

Pide nominación de candidato por elección, cuando el fue dedeado por José Rosas Aispuro

*Desvió el 90 por ciento del presupuesto público, según las observaciones de la Entidad de Auditoría Superior del Estado (EASE)

Juan Monrreal López

Marzo 20 de 2019

https://www.democratanortedemexico.com

http://www.democratanortedemexico.blogspot.com

Tlahualilo, Durango. – Urgido por seguir al frente de la presidencia municipal de este ayuntamiento,- en el que trae el 90 por ciento de desvíos del presupuesto de la Cuenta Pública de 2017 en los que ejerció 60 millones de pesos-, el panista, Sergio Nevárez Nava, se encuentra exigiendo a la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional (PAN), así como a la delegada del CEN-PAN Mariana Gómez del Campo, que la nominación del candidato de ese partido se realice mediante elecciones abiertas y no por designación, una postura contraria a la que guardó en el año 2016, cuando fue dedeado por el hoy gobernador José Rosas Aispuro Torres, para representar al PAN en las pasadas elecciones del 1 de junio del 2016.

Líder de una pandilla de atracadores (Sergio Nevárez Nava, alcalde de Tlahualilo; gobierno de bandidoshttps://democratanortedemexico.com/2018/02/sergio-nevarez-nava-alcalde-de-tlahualilo-gobierno-de-bandidos-denunciado-ante-gobernador-jose-rosas-aispuro/ ) que ha empleado el poder municipal para saquear el ayuntamiento y sus pobladores, Nevárez Nava, quiere librar las irregularidades acumuladas en el ejercicio de las Cuentas Públicas de Tlahualilo, cuyos requisitos contables y de legalidad no se encuentran en los informes entregados al Congreso de Durango, motivos por los que la Entidad de Auditoría Superior del Estado (EASE) rechazó los procedimientos con los que el edil gastó los dineros en su administración y por ello, los diputados duranguenses no las han aprobado.

El atraco al municipio, es tal, que la Cuenta Pública del año 2017 ni siquiera se encuentra solventada. El 90 por ciento de los 60 millones ejercido en ese período, no tienen sustento legal, contable, pero tampoco, soporte documental, en algo así como 53 millones 903 mil pesos.

Sí, leyó usted bien, el 90 por ciento de la Cuenta Pública de Tlahualilo, se ejerció sin control administrativo alguno, más allá de los deseos del alcalde Sergio Nevárez y sus allegados, que convirtieron a este municipio en el que más inconsistencias administrativas tiene en Durango.

Y es que el alcalde se acostumbró a vaciar los presupuestos de las dependencias desde la época en que Vicente Fox Quezada era presidente del país.

Aliado del ex director de Desarrollo Social del municipio de Torreón, Coahuila, Javier López Macías (Chabelo), en la primera presidencia de Jorge Zermeño en ese ayuntamiento; López Macías se asoció a Martha Sahagún y a la ex secretaria de la secretaría de Desarrollo Social, Josefina Vázquez Mota, e idearon la creación de la Unión Nacional Integradora de  Organizaciones Solidarias y Economía Social (UNIMOSS) como un instrumento político, y además económico, que les permitió extraer miles de millones de pesos a fondo perdido destinados a las supuestas 80 organizaciones de productores filo panistas, convertidas en el brazo campesino del PAN.

Saqueados los recursos en el sexenio foxista, con Felipe Calderón, UNIMOSS perdió bríos e ingresos. Sin embargo, los recursos económicos y en especie consignados a esta organización orientada por El Yunque, nunca fueron supervisados, tampoco auditados, de tal manera que Sergio Nevárez Nava, se acostumbró a delinquir desde las instituciones públicas, sin recibir siquiera una llamada de atención, mucho menos ser juzgado por los saqueos cometidos.

Así, en la debacle de UNIMOSS, -más el fracaso del Partido Humanista (PH) que fundaron-, Sergio Nevárez Nava, aceptó ser dedeado por el candidato a gobernador de la alianza PAN-PRD José Rosas Aispuro, para disputar la alcaldía.

Nevárez Nava, apenas ganó por 3 votos de diferencia.

Desde allí, la desgracia de Tlahualilo se selló.

De hecho, desde antes de tomar posesión, Sergio Nevárez, comenzó a utilizar el presupuesto como instrumento de control y contubernios con las familias que por décadas han detentado el poder político, saqueado el agua del Módulo de riego 06, además de apropiarse de tierras de sembradío a precios irrisorios, y para el colmo, han usado el presupuesto público como si fuera dinero particular.

Por eso, la nómina municipal “parece aeropuerto”, por el gran número de “aviadores”, que, sin trabajar, cada 15 días reciben el pago correspondiente por tareas no desempeñadas.

Así, en las observaciones que realizó la EASE a las Cuentas Públicas del año 2017, ni siquiera el reporte de la nómina fue recibido por los diputados, ya que al igual que el resto de los 53 millones 947 mil 463 pesos que no tiene soportes legales y contables, el registro de pagos realizados a los trabajadores municipales, no cuenta con la mínima papelería que sustente el uso que se dio a los fondos públicos.

De acuerdo con versiones de empleados gubernamentales de Tlahualilo, entrevistados por Demócrata Norte de México, “el alcalde siempre alardeó con ser muy amigo del gobernador e incluso que mantenía negocios con él, así que no tenía mucha preocupación, puesto que todo se negociaría con el Congreso del estado”, pero la situación política tomó un viraje que al propio gobernador lo mantiene preocupado desde el 1 de junio del 2018.

El partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) arrasó electoralmente en Durango, con las diputaciones locales, federales, senadurías, y, todo parece indicar que así será en las elecciones del próximo 2 de junio de 2019, cuando se renueven los presidentes municipales de los 39 municipios del estado; prácticamente, el puntillazo al auto llamado “gobierno del cambio”, dirigido por José Rosas Aispuro Torres.

De hecho, en el último tramo de la pasada LXVII Legislatura en la que el PRIAN mantenían mayoría en el Congreso local, intentaron proteger a Sergio Nevárez, haciendo caso omiso de los señalamientos de la EASE y con los preceptos establecidos en el Artículo 20 de la Ley de Fiscalización Superior del Estado.

Ahora con la mayoría de diputados de MORENA en la actual LXVIII Legislatura, Nevárez Nava, sigue sin solventar nada de los casi 54 millones de pesos que ejerció sin mantener ningún soporte documental.

Al respecto, la EASE hizo los señalamientos desde agosto de 2018 y de acuerdo a la ley, el alcalde sólo contaba con 20 días para subsanar las irregularidades administrativas de las Cuentas Públicas 2017, pasos que hasta el momento no ha dado.

Al presidente municipal de Tlahualilo, le urge reelegirse, para ello requiere que el PAN lo nomine candidato, algo muy complicado dada la desastrosa administración que ha ejercido.

La suerte política de Sergio Nevárez Nava, depende del gobernador, José Rosas Aispuro, la delegada del CEN-PAN, Mariana Gómez del Campo, así como el CDE-PAN Durango.

En tanto, Nevárez, realiza ruedas de prensa cada fin de semana, se reúne con reporteros, intentando presionar para ser el designado, pese a las observaciones de la EASE al ejercicio de las Cuentas Públicas, registradas en su página Web en la que asienta:

Tlahualilo, “no presentó en los informes preliminares, ni en la Cuenta Pública respectiva, los registros contables y presupuestarios; pólizas de cheque, de egresos, de ingresos, diario y presupuestales; documentación comprobatoria y justificativa de las operaciones realizadas; conciliaciones y estados de cuenta bancarios; bitácoras, y demás información necesaria para la revisión y fiscalización de la Cuenta Pública Municipal conforme a lo establecido en el artículo 20 de la Ley de Fiscalización Superior del Estado”.

Aquí el interés de Nevárez Nava, en reelegirse.

Y así no quieren que los ciudadanos les digan corruptos.

jmonrreall@yahoo.com

Twitter: @jmonrreall

 

¡Danos like y síguenos! Redes sociales
Scroll To Top
shared on wplocker.com