Columnas‏Notas Importantes

De hordas, clanes y tribus

///Del  Tintero ///

Enero 1 de 2017

Fidencio Treviño Maldonado

 

En su busca insaciable el hombre parece que persigue algo inalcanzable; Su sombra y, es este mismo humano el que millones de veces busca lo que no ha perdido y que tampoco le pertenece, su ente fantasma. El Zoo Desnudo, muy buen libro en que se nos hace alusión y describe  Desmond Morris,–somos –Dice Morris –Un clan ambulando en los pasillos de palacio, la clase tribal denotando  el zoo humano que cargamos como tatuaje.—  Nuestra población está considerada religiosa, sobresaliendo la católica como la que tiene más adeptos, sin embargo pese a esto la razón, la comunicación social, la cultura apartada de clases y el egocentrismo nos da un balance e idea de nuestra miserable, ruindad e identidad y para muchos en una sucia y apestosa ratonera social en la que estamos metidos y revolcados en el mismo merengue. Desde hace tiempo perdimos el rasgo del asombro, nada nos sorprende, tampoco está presente el desconcierto o la perplejidad, el terror, el miedo y la inquietud nos clavaron sus garras y sólo la Casta divina tiene sus colmillos afilados y nos cae como cascada de calamidades, cuando ellos y sólo ellos acaparan hasta lo cotidiano.

Vemos vagar perdidos en la noche a cientos de individuos que forman clanes, otros con feroces jefes acaparan las hordas emulando a Atila y en cuya sombra y mente subyacen el zoo depredador que no pueden ocultar, su naturaleza los traiciona y su instinto actúa en esa intrínseca propiedad biológica hace que se formen las supertribus que ambulan y dominan el paisaje urbano, la mosca humana moviéndose y volando sobre la miel, el dulce, la fruta podrida o hartándose de mierda y carroña. Poca es la diferencia que existe entre nuestros antepasados, cuando hace siglos una tribu de negros degüella a un misionero blanco y en la actualidad una horda de blancos civilizados lincha a un hombre negro. Los lobos están de fiesta e invitan a los perros para que los enseñen a ladrar, mientras los perros envidian el aullido de los anfitriones y son estos mismos jefes de las hordas y clanes los que consultan a su chaman y le preguntan ¿Qué nos pasa ?, conociendo de antemano la respuesta que ellos guardan para seguir en el eterno mando.

Las ciudades crecen, modernistas en el centro, obreros en el medio y los miserables formando gruesas fajas de pobreza, estas son las supertribus en busca de su stratus social y aunque representen la comedia humana y la vanidad los arrope, no dejan de ser grupos tribales, tal vez sean monumentales y entonces son supertribales, grandes clanes cuyo fin es derribar todas las barreras y lograr su objetivo, que normalmente es la creación de un imperio de fortunas y de poder. Hace muchos siglos que nos descolgamos de las ramas y pudimos andar en dos extremidades y desde esa noche de los tiempos, la sociedad aplastante sólo ha cambiado el paisaje, de la selva verde en la que una vez caminamos, ahora ambulamos en las  oscuras callejuelas, inmensos bulevares, supercarreteras, algunos llenos de candilejas, pero solos, millones de máquinas viajando vacíos, caminos elaborados de frío asfalto, engullendo y consumiendo alimentos artificiales, reciclados y algunos de procedencia extremadamente dudable.

Seguimos inmersos en esos clanes y hordas y para su protección en miles de ciudades gente que se cree rica, se aleja y busca suburbios, guardias de seguridad, entrar y salir de esas jaulas con gafetes, puertas y ventanas con rejas y vigilancia a control remoto, no conocemos ni nos interesan los vecinos, nosotros mismos coartamos nuestra libertad, el clásico Zoo humano domesticado, copiando lo cotidiano, reciclando lo recontrareciclado.  La realidad copiada es la que estamos viviendo y aquellos que se atreven a salirse del conductismo, separarse de las hordas, de los clanes son llamado tontos, locos o soñadores, por eso muchos optamos por vivir en tribus y sentirnos muy ufanos cuando se nombra que formamos parte de la sociedad. Es decir, buscamos el bosque y es un árbol quien nos está estorbando. Sugerencias y comentarios; kinotre@hotmail.com

Comparte!

0Shares
0 0 0
Mostrar más
Back to top button
Close