Coahuila

Lalo Olmos, corrupción periodística para regir

Armando Cobián Lafont y Fernando López Pérez, cabildean con reporteros de la fuente oficial y directivos de medios, para sumarlos a la visión oficial

Juan Monrreal López
Diciembre 21 de 2009

http://www.democratanortedemexico.com
http://www.democratanortedemexico.blogspot.com

Torreón, Coahuila.- Este 16 de diciembre, la cafetería del Restaurante Sanborn´s del Bulevar Independencia, se convirtió, en la oficina de pactos y convenios, entre Armando Cobián y Fernando López Pérez, – asesores del alcalde electo, Eduardo Olmos Castro -, así como el director Editorial del periódico, La Opinión-Milenio, Luis Walter Juárez, junto la reportera Yolanda Ríos, quien cubre la fuente oficial del diario, El Siglo de Torreón.

Desde las 10:00 de la mañana, los gacetilleros, Cobián y López, – desde siempre al servicio priista-, acompañados por el primer regidor electo, Rodrigo Fuentes, ocuparon una de las mesas centrales del establecimiento, donde citaron a los reporteros mencionados.

Fiel, Yolanda Ríos, se presentó primero.

Alrededor de media hora bastó, para que la reportera, pactara. Luego se retiró.

En seguida, aproximadamente a las 11:30 de la mañana, apareció Luis Walter Juárez, enfundado con suéter gris.

Por más de una hora, el locutor del programa sabatino de Multimedios Estrellas de Oro, Cambios, trató propuestas con Fernando López y Armando Cobián, hasta que a las 12:41 minutos, se marchó sonriente de la mesa.

El Grupo Multimedios Estrellas de Oro, dueño del diario La Opinión Milenio, ha mantenido una estrecha relación con el gobierno de Humberto Moreira y el líder estatal del PRI Rubén Moreira; Juan Antonio Martínez, reportero que cubría la fuente oficial, es regidor electo de la planilla de Eduardo Olmos Castro.

Además, el padre de su “locutor estrella”, Ángel Carrillo, ocupa una plaza laboral en la Jurisdicción Sanitaria número 6, con sede en Torreón, gracias a la cercanía que existe entre  el presentador, el Canal 9 de Televisión y el “Gobierno de la Gente”.

Incluso los propios Cobián Lafont, así como Fernando López, han sostenido una relación estrecha con este consorcio de medios.

Armando Cobián Lafont, es locutor de los juegos de beisbol del equipo Vaqueros del Unión Laguna, que Multimedios Estrellas de Oro transmite por el Canal 9 de Televisión.

Por su parte, Fernando López Pérez, cabildeó apoyos publicitarios, mediante notas pactadas con la empresa Multimedios, durante todo el periodo del gobierno de Enrique Martínez y Martínez, época en que estuvo al servicio del ex secretario de Gobierno, el neo perredista, Raúl Sifuentes Guerrero, propaganda que se usó para ocultar las actividades ilícitas del grupo de delincuentes sin sentencia en que estaba convertido el gabinete enriquista.

Con estos antecedentes, la presencia del director Editorial de Milenio-La Opinión, Walter Juárez, tratando con quienes se ostentan como asesores del alcalde electo, sólo rubricó que Multimedios Estrellas de Oro, puso a disposición del candidato priista; las estaciones de radio, el Canal 9 de televisión, así como los medios impresos La Opinión-Milenio, y el periódico vespertino amarillista,  Express.

En estos días, los  espacio que ocupa en La Opinión, Luis Walter Juárez, así como Yolanda Ríos, en El Siglo de Torreón, no retratan en nada lo que pactaron este 16 de diciembre, en el restaurante Sanborn´s, con López Pérez y Cobián Lafont, reunión en donde el primer regidor electo, Rodrigo Fuentes, fue testigo.

Armando Cobián Lafont y Fernando López Pérez, entreguismo con el poder

Entrenados en la escuela del pasquín, ambos funcionarios priistas, fueron gacetilleros del montón en el periódico Noticias del Sol de la Laguna, y siempre que algún burócrata, empresario e incluso reporteros de la Laguna, se refieren a ellos, es para señalarlos como “chayoteros, como vende notas, como vende protección de medios”.

Fernando López Pérez, se encuentra ligado al grupo de Raúl Sifuentes Guerrero, conocido como “La Burbuja”, caterva en la que encontró protección, dinero, y trabajos oficiales para su imprenta.

López Pérez, puso a disposición del grupo enriquista, las páginas del periódico La Jornada, durante el tiempo que fue corresponsal de este diario en La Laguna, hasta que fue despedido. Luego, para protegerlo y pudiera conseguir información para su jefe Sifuentes Guerrero, fue incorporado a la oficina de Comunicación Social del gobierno de Coahuila, en la Laguna, a cargo del publicista, Luis Rayas.

Derrotadas las aspiraciones de Sifuentes Guerrero, para apoderarse de la gubernatura de Coahuila, López Pérez, siguió vinculado a los priistas que sirvieron al ex secretario de Gobierno, entre otros a Eduardo Olmos Castro, pero sobre todo, al diputado federal Miguel Riquelme Solís, conocido como “Míster Triquiñuela”, merced a que su gestión desde las oficinas de la secretaría de Desarrollo Regional de La Laguna (SDRL) se encuentra atiborrada de desvíos de recursos públicos.

Por el momento, López Pérez, se ostenta como asesor de Riquelme Solís.

Por su parte, Armando Cobián Lafont, fungió como jefe de prensa del presidente del PRI municipal, Jesús Salvador Hernández Vélez. Desde allí, le fue encomendada la relación con los reporteros, a quienes con estilo chancero, tasó en pesos y centavos, de acuerdo al medio al que pertenezcen, así como el perfil de antigüedad en los medios.

Por eso, Cobián Lafont, manejó listas con nombres de reporteros con precios de 100, 200, 500, y 1000 pesos.

Para Armando Cobián, quien se soñaba despachando en la oficina de Comunicación Social de la presidencia municipal que dirigirá Olmos Castro, ha sufrido su primer revés.

Todo parece indicar que será Nuria Enríquez, – siempre fiel a Olmos, según dicen-, quien se encargue de tratar con los medios, que con misión casi imposible, tratará de forjar con propaganda, una imagen de Olmos Castro, que difícilmente responderá a los verdaderos intereses de los ciudadanos de Torreón.

Según se sabe, Armando Cobián Lafont, ocupará como premio de consolación, la oficina de Atención Ciudadana, un cargo que exige alta sensibilidad y capacidad de diálogo, características que Cobián Lafont, no tiene, pues entre los reporteros, son de sobra conocidas sus actitudes pendencieras.

De hecho los corresponsales ya  manejan que de aquel programa amarillista que Cobián mantuvo en la radio “Dígalo sin miedo”, las peticiones ciudadanas se conviertan en “No lo exprese por miedo”.

Por lo pronto, habrá que esperar a que este 1 de enero del 2010, para que Olmos Castro tome posesión, y enseñe el tipo de funcionarios de los que habrá de rodearse, en detrimento de este Ayuntamiento.

jmonrreall@yahoo.com

Mostrar más
Back to top button