Durango

Sergio Uribe, diputado embaucador.

Con “doble moral” exige transparencia al gobierno federal, mientras encubre las deudas ilícitas de Ismael Hernández Deras y Mario Calderón Cigarroa

Juan Monrreal López
Septiembre 27 del 2010

http://www.democratanortedemexico.com
http://www.democratanortedemexico.blogspot.com

Gómez Palacio, Durango.- Partícipe del endeudamiento ilegal, al que el neo millonario ex gobernador Ismael Hernández Deras, sometió del estado de Durango, pero también del indebido débito adquirido a nombre de este municipio, por el ex alcalde Mario Alberto Calderón Cigarroa; Sergio Uribe Rodríguez, puso el grito en los medios debido a los 513 millones de pesos etiquetados como Bonos de riesgo por Felipe Calderón Hinojosa, que cubren a 376 funcionarios federales, más 623 mandos militares.

Con consideraciones que lo evidencian colocado en la postura que critica, Uribe Rodríguez, expuso que Calderón Hinojosa, “actúa con una doble moral”, al autorizar la partida del Bono de riesgo, mientras se intenta reducir las participaciones federales para el estado en alrededor del 50 por ciento.

Sergio Uribe, fue de los defensores de la ilegal deuda de más de 3 mil millones de pesos dejada por el ex gobernador priista Ángel Sergio Guerrero Mier, cuando ocupó una curul en la LXIII Legislatura local. Ahora desde la LXV Legislatura, también defienda la injustificada e ilegal deuda de casi 7 mil millones de pesos, dejada por Ismael Hernández Deras.

Así mientras reclama que no se reduzcan las participaciones estatales, no exige desde la tribuna del Congreso de Durango, auditar la cuenta pública ejercida por Hernández Deras, que tiene hoyos jurídicos pero también contables.

Este mismo comportamiento mostró con la cuenta pública de Gómez Palacio, donde fue regidor y presidente de la Comisión de Obras Públicas.

Durante este trienio municipal, que empezó el hoy diputado federal, Ricardo Rebollo Mendoza, luego sustituido por Mario Calderón Cigarroa, la deuda de la ciudad se elevó en el 300 por ciento. Llegó en alrededor de 500 millones de pesos, sin obra pública que lo justifique.

Sergio Uribe, nunca se opuso al endeudamiento de la ciudad, por el contrario, salió a la defensa de las políticas de rapiña del ex alcalde sustituto Mario Calderón Cigarroa.

Ahora, “porque no hay una congruencia (Sergio Uribe, dixit)”, el diputado local reprocha, -con razón-, al gobierno federal el posible recorte presupuestal al endeudado y empobrecido estado de Durango, merced a las políticas priistas de los ex gobernadores y ex alcaldes.

El fondo es que Sergio Uribe, al igual que Calderón Hinojosa, “actúa con una doble moral (Uribe Rodríguez, dixit)”, pues sus reclamos no llegan hasta el enriquecimiento ilícito de varios gobernadores y ex alcaldes, a quienes desde la curul que ocupa, debiera exigir una investigación del congreso para fincarles responsabilidades legales.

De otra manera, ¿Cómo pretende que se le crea o se le tome en serio?

jmonrreall@yahoo.com

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button