Archivo 2005

PGR investiga a diputado de la Contaduría Mayor de Hacienda de Coahuila

Noticias de Coahuila

Salomón Juan Marcos Issa, riqueza inexplicable

Indaga; probable lavado de dinero, prestanombres de Enrique Martínez y Martínez en negocios ilícitos y presuntos fraudes a la federación

Juan Monrreal López

Torreón, Coahuila.- Envuelto con señalamientos de lavado de dinero, narcotráfico y fraudes a la federación, el presidente de la Comisión de Finanzas del Congreso de Coahuila, Salomón Juan Marcos Issa, piensa regresar este año 2005, cuando menos a la alcaldía de Torreón, ciudad que ya gobernó en el trienio 1999-2002.
Con un capital financiero inexplicable – dada la crisis de las maquiladoras de las que es empresario – Marcos Issa se apresta a “invertir ahorros sacados de la política” en un proyecto de elecciones que lo ubique nuevamente en los primeros planos de la administración pública estatal.
“Yo no voy a retirar un cinco de mis empresas, el ahorro que tengo vino de la política y para eso es. Además, sé que me espera algo mejor en este proceso electoral” dijo a los allegados al calor de la tertulia efectuada en su casa a finales del año pasado; en especie de asunción de destino manifiesto.
Inducido en la política por su hermano Antonio Juan Marcos Issa – tesorero del estado cuando Rogelio Montemayor Seguy, gobernó Coahuila – Salomón Juan Marcos, debutó perdiendo la alcaldía torreonense, en 1999, pese a operar con cuantiosos recursos públicos inyectados a la candidatura.
Desde aquel tiempo, el nombre de Salomón Juan Marcos Issa, es asociado con prorrateo de derechos laborales, enriquecimiento inexplicable, desvío de recursos públicos, presuntas relaciones con el narcotráfico, lavado de dinero, operaciones inmobiliarias millonarias en los Estados Unidos y abuso del poder público, en beneficio de las empresas familiares. Por supuesto; también agresiones a periodistas.

 

Grupo Denim, la careta

 

“Nuestro grupo, está compuesto por cuatro empresas netamente familiares” declaró recientemente Antonio Juan Marcos Villarreal – hijo de Salomón Juan Marcos – presidente del Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada (CLIP) una especie de súper club de los patrones laguneros de los estados de Coahuila y de Durango.
“Nuestra firma Denim, está compuesta por empresas de parientes. Con razones sociales diferentes, con accionistas distintos, somos cinco empresas. Son compañías hermanas”. Ahora no gozamos de programas con pedidos grandes en la confección de prendas. En 1999, maquilábamos dos o tres millones de indumentarias. Hoy no es igual que 1999. Confesó este descendiente, a quien desean incrustar en la política, manipulando las plataformas patronales.
Para muchos de los empresarios laguneros, la fortuna de los Juan Marcos, es inexplicable en términos lícitos. La crisis de las maquiladoras de prendas de vestir es patente en la región.
En 1995, Salomón Juan Marcos se encontraba prácticamente en quiebra. Acudió al Banco Regional del Norte (BANORTE) a solicitar un crédito de 2 millones. Las garantías que presentó, llegaban apenas a 5 millones y medio de pesos. Según confió un funcionario de esta institución.
Pero, el hermano, Antonio Juan Marcos Issa, estaba en proceso de consolidación en la tesorería del estado, de allí, llegaron recursos frescos para crear nuevas empresas e inyectar recursos a la empresa original de la familia.
Por eso nacieron, Industrial Denim, que fue constituida en 1995 e inmediatamente después, en 1996, Bull-D, hasta culminar con la joya de la corona, Servicios Aéreos Denim, en 1999.
A la fortuna de Juan Marcos, no hay que rascarle tanto, se llama política “eso los protege de todo” dice un miembro de la iniciativa privada.
Allí tiene los señalamientos que se han hecho de las presuntas relaciones con el narcotráfico; pero la autoridad no actúa. La política es quien lo salva. Por eso, Salomón Juan Marcos, ha seguido empecinado en ocupar puestos públicos.
Desde aquéllos, ha derivado ilegalmente trabajo y recursos económicos a sus parientes. El origen de su posesiones ya no es la maquila, se llama política; remata este empresario miembro del CLIP.

 

La relación con Enrique Martínez y Martínez

 

Salomón Juan Marcos Issa, llegó a la alcaldía de Torreón, contra los deseos de Enrique Martínez.
No pasaba ocasión para que, el entonces presidente municipal, hablara del bloqueo y tratos rudos que recibía del ejecutivo coahuilense, así como del secretario de gobierno, Raúl Sifuentes Guerrero.
Martínez y Martínez, cobraba a cada instante, el origen montemayorista de Juan Marcos. Así transcurrieron los casi tres años de gobierno municipal.
Sin embargo, en el año 2002, Salomón Juan Marcos, se hizo de la diputación local, con renuencias de Martínez.
Juan Marcos, explotó la recién dejada alcaldía, pero también, el enorme capital financiero destinado a la campaña local para legislador.
Dirigentes locales del PRI, dicen que cuando menos gastó tres millones de dólares, en llegar a la curul.
Los dos primeros años como legislador, Marcos Issa, prácticamente pasó desapercibido. Ese tiempo estuvo dedicado a explotar las relaciones que su hermano, Antonio Juan Marcos, cultivó desde la Dirección de Finanzas de PEMEX.
El vínculo que más atendió fue con el entonces gobernador de Veracruz, Miguel Alemán Velasco.
A la postre, Alemán Velasco, apoyaría varios proyectos de saliva del legislador, con costo por varios millones de pesos, cargados al erario veracruzano.
Con la llegada del 2004, repentinamente, el menosprecio de Martínez se convirtió en confianzas políticas y hasta “económicas” según un miembro del grupo de contadores de Martínez y Martínez.
“Existen negocios del gobernador en que Juan Marcos, está trabajando para mi jefe”.
Coincidentemente, la lucha por posicionar a alguien distinto a Roberto Madrazo, como candidato del PRI a la presidencia de la República, acercó más a los gobernadores de Veracruz y Coahuila.
“Salomón simplemente aprovechó una relación que ya mantenía para seguir sacando dinero público para las empresas del grupo Denim”
Además, desde entonces, Salomón presta la careta de este grupo para recaudar dineros para el grupo TUCOM. Es una especie de prestanombres de esa camarilla. Asienta el contador.
De hecho, todo 2004, Salomón Juan Marcos, se convirtió en el operador de las decisiones de Martínez y Martínez. No hubo evento en que el ex alcalde no estuviera siempre atrás de Enrique Martínez. Siempre complaciente. Siempre aplaudiendo las ocurrencias del ejecutivo.
Del desprecio político que poseyeron, se mudaron a sombras mutuas.
Con ese acercamiento, el diputado local comenzó a ser visto con recelo en la Laguna, pero también con temor.
“Tú sabes como es el gobernador. Si no obedeces sin chistar, seguro buscará venganza. Ese es el poder de Juan Marcos” dice un alcalde lagunero.
Fueron precisamente las filtraciones de información de Salomón Juan Marcos, quienes permitieron saber que el caso de la Cuenta pública de Matamoros, subirá el próximo18 de febrero, a la tribuna del el Congreso.
Pero más. El ex alcalde de Torreón, opina que Felipe Medina Cervantes, alcalde de esa ciudad, será reemplazado de la alcaldía. Incluso, cabildeó, en el restaurante del Hotel Paraíso Express, con los hermanos Contreras Pacheco, Jesús y Gregorio – por cierto diputado local – la posibilidad de entregar la alcaldía al partido estatal Unidad Democrática de Coahuila (UDC) que comanda Lenin Pérez; hijo de Evaristo Pérez Arreola.

 

Los excesos del clan Juan Marcos

 

Hace un par de años, el nombre de Salomón Juan Marcos Villarreal – también hijo de Salomón – saltó a la palestra pública, cuando se dio a conocer la adquisición de una vivienda en Vail, Colorado, con un costo de tres millones y medio de dólares, cubiertos al contado.
Salomón Juan Marcos, también adquirió un avión Jet Hawker 125-800XP, con un valor de 13 millones de dólares. Esto en época de contracción de la industria maquiladora.
Salomón Juan Marcos Issa, se defendió diciendo que los investigaran de supuestas ligas con el narcotráfico. Gastar 16 millones de dólares, con empresas semi paralizadas, llaman la atención.
La compra del avión, se cubrió con el disfraz que en la Laguna no existe un tipo de servicio de aerotranportación de ese nivel. La bitácora de vuelos, asienta los servicios casi nulos de aparato Hawker 125-800XP.
Mantener inactiva una aeronave de este género, presupone operar con bastantes activos; por el costo del avión mismo, también por el mantenimiento. ¿Cuánto se necesita en activos fijo y circulante, para poder adquirir una nave de estas dimensiones?
Pero eso no es todo. El clan Juan Marcos está señalado como uno de los beneficiarios del dinero del programa Marcha hacia el Sur, sin haber cumplido con la generación de empleos comprometidos a pesar de recibir los subsidios. Esto los convertiría en presuntos defraudadores de recursos federales de acuerdo a la normativa de ese fideicomiso.
Al respecto, seguro de sí, Salomón Juan Marcos ha declarado que son tretas panistas “nunca me han podido comprobar nada”.
El abuso de poder y prepotencia de este diputado local es tanto, que en el año 2004, fue señalado por presunto secuestro y agresión de un ex trabajador que lo demandó por violación a sus derechos laborales.
Por supuesto, ni siquiera fue investigado.
Aun más. Actualmente se encuentra en la junta de Conciliación y Arbitraje de la ciudad de Gómez Palacio, Durango, un laudo que condenó a pagar a Salomón Juan Marcos, 2 millones 212 mil pesos por concepto de indemnización y salarios caídos a un grupo de 19 ex trabajadores de Bull-D, propiedad del clan Juan Marcos Issa.
El asunto es que, con artilugios legales, Juan Marcos Issa, se niega a cubrir dicha cantidad, alegando insolvencia.
La Junta de Conciliación, emitió también resolución para que este representante popular cubriera 548 mil pesos, por concepto de subsistencia.
Hasta la fecha, Juan Marcos, ha evadido este dictamen por la vía del amparo.
La Junta de conciliación de Gómez Palacio, ya dictaminó embargo precautorio sobre el inmueble que actualmente ocupa Bull-D. No obstante, la empresa sigue trabajando, como si nada pasara.

 

El futuro de Salomón por Salomón

 

“En el próximo relevo gubernamental, nos va a ir mejor. La posición que espero, la estoy negociando. Ya hablé con todos los precandidatos, si no es con uno, será con otro. Es más, incluso hablé con Jorge Zermeño, precandidato del PAN a la gubernatura. Tengo mis ahorros para la próxima contienda electoral. Estoy seguro que me espera algo grande” dijo Salomón Juan Marcos Issa, a los seguidores en el cenáculo de diciembre.
Sólo falta esperar que hagan las autoridades centrales, respecto a las presuntas defraudaciones federales cometidas contra el programa Marcha hacia el Sur, también por las hipotéticas ligas con el narcotráfico.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button