Últimas Noticias

Respeten al Río Santa Catarina, porque si no él acabará con Monterrey…

 

RAÚL A. RUBIO CANO

Julio 3 de 2017

 

Hace ya siete años, el primero de julio del 2010 llegó el huracán Alex. Siendo en esa ocasión, el primer fenómeno meteorológico de ese tipo de la temporada en el océano Atlántico. Obviamente, el gran drenaje pluvial de la ciudad de Monterrey, el río Santa Catarina, se nutrió de sus 32 cañones que lo abastecen (a pesar de tener una presa rompepicos) desde la gran fábrica de agua que es el Parque Cumbres de Monterrey y, su impacto fue brutal sobre nuestra metrópoli; en particular, avenidas aledañas al gran río y diversa infraestructura urbana que, por años, desde el huracán Gilberto (1988), se habían construido en el “seco” cauce de ese río. Nos informa Wikipedia, que el Alex fue “Formado a partir de una potente onda tropical, (que) se desarrolló lentamente en el mar Caribe y se desplazó hacia el Oeste mientras se organizaba e intensificaba hasta tocar tierra al Norte de la Ciudad de Belice. Su tránsito sobre tierra en la península de Yucatán lo debilitó, pero volvió a ganar intensidad de tormenta tropical al reingresar al mar en el golfo de México. Alex fue el primer huracán que se formó en el océano Atlántico en el mes de junio desde el Huracán Allison de la temporada de 1995. Un huracán precedente del huracán Alex en el 2006 causó daños devastadores, aunque hubiera sido clasificado categoría 2. Alex ha sido responsable de la muerte de al menos 23 personas en su recorrido por Santiago, Nuevo León y un desaparecido. Además de inundaciones considerables, Alex provocó cortes de energía eléctrica en el Noreste de México y en el extremo austral de Texas. En Nuevo León se habían registrado 542 mm el 1 de julio, aunque en todo el estado, en promedio se registró en 600 mm. El pluviómetro en Estanzuela reportó 890 mm; en Arroyo Seco, San Pedro Garza García, se registraron 588 mm entre el 29 de junio y las 6 a.m. del 1 de julio. Otras estaciones de Monterrey reportaron entre 359,75 mm y 691 mm de lluvia, mientras que Santa Catarina registró 591,75 mm. La Comisión Nacional del Agua (Conagua) indicó que los acumulados de lluvia que dejó la tormenta excedieron largamente los producidos por el huracán Gilberto en 1988, cuando sólo cayeron 280 mm en la ciudad. La histórica cantidad de agua caída provocó que varias represas se llenaran por todo el Noreste de México. En Nuevo León, Conagua comenzó descargas de 713 m3/s en las presas de La Boca, Santiago, de 1648 m3/s en Cerro Prieto, Linares y de 3080 m3/s en El Cuchillo, China. Dichas represas estaban en 98%, 114% y 124% de capacidad máxima de operación, respectivamente. Las descargas de agua de las represas originaron un estado de alerta en Tamaulipas…”. Por lo tanto, los huracanes serán más graves ante el Cambio Climático en el planeta ¡Evitemos, por el bien de todos, que “ratas urbanas” quieran hacer negocio con el Santa Catarina!… ¡Órale! raurubio@gmail.com

Compártelo si te gusta!
Scroll To Top
Get Adobe Flash player Plugin by wpburn.com wordpress themes
shared on wplocker.com