Últimas Noticias

Diputada Marina Vitela Rodríguez; dejó su distrito por “peligroso”, vive en Torreón

100_6842

En campaña para diputada local “robó” cemento de la Congregación Mariana Trinitaria

*Quiere ser alcalde de Gómez Palacio

Juan Monrreal López

Enero 12 del 2015

http://www.democratanortedemexico.com

http://www.democratanortedemexico.blogspot.com

 

Gómez Palacio, Durango.- Por seguridad para ella y su familia debido a la violencia que existe en el distrito electoral Federal 02 que comprende los municipios de Gómez Palacio y Lerdo, Durango, -donde de hecho no existen las policías preventivas desde hace dos año-, la diputada federal  Marina Vitela Rodríguez, decidió abandonar la residencia en su circunscripción para instalarse en la vecina ciudad de Torreón, Coahuila.

“Ahora vivo en Torreón, Coahuila, por seguridad, por la violencia y el peligro que existe en Gómez Palacio, para mí y mi familia; ustedes saben, aquí, ni en Lerdo, hay policía”, soltó con desahogo Marina Vitela Rodríguez, a un grupo de priistas a quienes les confesó querer ser presidenta municipal de este ayuntamiento en 2016, pese abandonar la base electoral que la eligió legisladora de las ciudades duranguense mencionadas.

Sin más negocio que la militancia priista, la diputada Marina Vitela, es otro de los casos de enriquecimiento explicable usando el poder público. En menos de 4 años  abandonó la cuasi indigencia económica, hasta convertirse en neo millonaria, al volverse una de las preferidas del ex delegado nacional del PRI, el morelense, Jorge Meade Ocaranza, quien la dedeó en las listas para las diputaciones locales de Durango en el año 2007 y de allí pal´real, puro ascenso económico y traición a las causas ciudadanas, y a casi todos quienes la apoyaron “cuando ni siquiera tenía dinero para el camión a Durango”, exponen priistas a Demócrata Norte de México.

“Sin mayor salario que los 2 mil 500 pesos quincenales que recibía como auxiliar de enfermera general en el hospital del ISSSTE de Gómez Palacio, ya que no estudió ninguna licenciatura y tampoco especialidad alguna, Marina Vitela Rodríguez, se arrimó al entonces delegado nacional del PRI en el estado, Jorge Meade, quien la hizo cercana y la impulsó a la diputación local en el año 2007”, relatan trabajadores del ISSSTE a Demócrata Norte de México.

Eran las épocas que vivía en una modesta vivienda del Fraccionamiento Morelos II, una colonia de corte netamente popular, morada que recibió las primeras remodelaciones cuando Vitela Rodríguez inició el proselitismo hacia la diputación local en el año 2007, gracias al manejo de los recursos de campaña y principalmente al uso que le dio al cemento,- de la Congregación Mariana Trinitaria-, operado fraudulentamente por el gobierno del estado que dirigía el hoy senador Ismael Hernández(http://www.democratanortedemexico.com/Ismael_Hernandez_deras_cabeza_del_mega_fraude.html )” contaron residentes del Morelos II y hasta hace meses vecinos de la congresista.

Priistas de Gómez palacio, recuerdan aún, “lo desagradable que era tratar con la hoy diputada federal antes y durante el año 2007. Siempre buscaba sacarte algún apoyo económico o en especie, con el cuento de ser secretaria General de los trabajadores de la delegación del ISSSTE Gómez Palacio”, sindicato donde no le guardan recuerdos gratos.

De acuerdo a los trabajadores del ISSSTE, “desde que Marina Vitela tuvo poder como diputada local, rapiña donde se puede. Desde esas épocas, cobraba en el Congreso, en el PRI estatal, y hasta en la presidencias de Gómez Palacio y Lerdo, con el pretexto de hacer gestoría. Su plaza en el ISSSTE, siguió cobrándola. Nunca solicitó permiso, sólo sub contrataba quien la cubriera. La tarea de encontrar quien supliera sus servicios de técnica en enfermería se la asignó a Manuela Lerma, quien se encargó de conseguir el personal que reemplazara a Marina en el puesto. De esta manera, la diputada federal pagaba a la persona que la suplía de lunes a viernes, ella cobraba sin trabajar sábados y domingos, aguinaldos y vacaciones” denunciaron a Demócrata Norte de México trabajadores del ISSSTE Gómez Palacio.

 

Legisladora patita,  ignorante y cero productividades legislativas

 

Las promesas de campaña de Marina Vitela han sido de todo tipo, aunque desde el proceso proselitista de 2007 rumbo a la diputación local prometió gestionar un hospital oncológico, un hospital de la mujer, para la ciudad de Gómez Palacio. Luego hacia la curul federal, volvió a prometer hospitales; el oncológico y  un hospital infantil, nada se ha cumplido.

Ya en las legislaciones, basta decir que no hubo iniciativa priista que no apoyara, aunque fuera en contra del interés ciudadano.

Su desfachatez, ignorancia y desmemoria ha sido tanta, que pese a votar a favor de la Ley de Protección para los Animales del estado de Durango, ya en la diputación federal, en 2013 acudió a develar una placa para celebrar la reinauguración de la Plaza de Toros Alberto Balderas de Ciudad Lerdo, evento en el que posó,- el pasado 25 de agosto de 2013-, junto con el matador de toros Arturo Gilio Rodríguez, para Twitter. Luego siguió festinando la corrida y asesinato de los toros en el ruedo, donde dejó constancia en la cuenta de Twitter, tuiteando varios olés, desde ese coso.

El año pasado, salió a defender las llamadas reformas estructurales del peñanietismo;  la educativa, después la energética.

En ambas ocasiones tildó de ignorantes a los legisladores de oposición que cuestionaron dichos cambios en la Constitución General de la República.

Sin ir a fondo acerca del analfabetismo de esta legisladora, Marina Vitela reconoció en una entrevista con ADN político, que no es afín a leer libros que no sean de enfermería, pediatría o libros médicos, “libros de otro tipo, debo de confesar que no soy muy afecta a esa lectura”, explicitó sin desenfado alguno.

Respecto al reto como legisladora federal, Vitela Rodríguez, dijo a ADN político, que estaba en la productividad y “estar a la altura de que los mexicanos hoy esperan de nosotros (Sic)”.

Sin embargo, al revisar el impacto parlamentario de Marina Vitela, en la presente LXII Legislatura la estadística registra que sólo ha presentado 5 iniciativas de ley, pero ninguna ha sido aprobada.

Mal orientada, también falseó su grado académico ante el Sistema de Información Legislativa (SIL) donde declaró ser licenciada en enfermería, cuando el grado máximo de estudios que cursó es técnica en enfermería, como consta en los archivos del ISSSTE.

 

Neo millonaria; liana de traiciones, la forma de mantenerse en el trapecio político

 

Reunida en un restaurante de Gómez palacio, con priistas y lidercillos de “oposición de izquierda”, Marina Vitela Rodríguez, confesó estar viviendo en Torreón, donde aseguran compró casa, “pues en el distrito federal 02 de Durango, existe mucha inseguridad” confiesan amigos de la diputada a Demócrata Norte de México.

“Amigos” y cercanos de la legisladora afirmaron a este medio que “a Marina Vitela le ha ido muy bien; tiene casa en Durango, México y acaba de adquirir la casa de Torreón, y ahora ya  nos estamos preparando para ganar la presidencia de Gómez Palacio”.

Lo cierto es que la parlamentaria Marina Vitela Rodríguez, dejó la indigencia económica en la que vivía.

Desde su aparición en los puestos de elección popular,- las únicas fábricas de neo millonarios fast track en el país-, los hijos de la legisladora se la han pasado viajando por todo el mundo. Los camiones urbanos Termo-Chapala, que abordaba para trasladarse, quedaron atrás frente a los vehículos poderosos que ahora tripula. Los días de pedir aventón a Durango, quedaron lejanos. Ahora, con la firma de una chequera inagotable, y apoyos de sus amigos poderosos,- como el mafioso alcalde de Durango Esteban Villegas, también pre candidato a la gubernatura del estado-, puede comprarse lo que sea o viajar por el mundo con todo y familia. La casa del modesto Fraccionamiento Morelos II, se encuentra olvidada, al igual que los electores que votaron por ella para representarlos en el Distrito federal 02 de Durango. Ella prefiere vivir en Torreón, Coahuila, por “su seguridad y la de su familia”.

Muchos son los priistas que apoyaron a Marina Vitela, en sus comienzos. La ayudaron con “aventones” a Durango, dinero, utensilios, pero a casi todos traicionó.

Primero conspiró en contra del ex diputado local, Ismael Sánchez Galindo, quien quiso dirigir el PRI gómezpalatino. Vitela, maquinó en contra de él. Apoyó a Rigoberto Flores Ochoa.

Después, apostó en contra del ex gobernador y hoy senador Ismael Alfredo Hernández Deras, cuando éste se enfrentó a Jorge Herrera Caldera.

Posteriormente traicionó a Rocío Rebollo, cuando ocupó la regiduría en la presidencia de aquélla. Ahora, traiciona a los votantes que la hicieron legisladora federal, y son la plataforma con la que negocia prebendas económicas y su nuevo estatus.

Pero, ésta es sólo una somera historia de Marina Vitela Rodríguez, hay más.

Jmonrreall@yahoo.com

Twitter@jmonrreall

Compártelo si te gusta!
Scroll To Top
shared on wplocker.com